Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

(GFR Media)
(GFR Media)

El gobierno propondrá a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) cubrir totalmente por dos años la aportación que hacían los municipios para pagar el plan de salud gubernamental y el retiro, de lo que estaban exentos mediante la Ley 29 del 2019, que fue anulada en días recientes.  

A cabo de esos dos años, el gobierno estaría haciéndose cargo de esos pagos de manera parcial, anunció hoy La Fortaleza luego de sostener una reunión con la Junta de Gobierno del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM).

El acuerdo surge luego de que la jueza federal Laura Taylor Swain declarara nula la Ley 29 que eximía a los municipios de pagar el plan médico del gobierno y aportar al retiro. La jueza concedió hasta el 6 de mayo para que el gobierno, la JSF y el CRIM alcancen un acuerdo. La JSF impugnó el año pasado la Ley 29 alegando que era contraria a la ley Promesa y al plan fiscal certificado.

Mañana, de hecho, debe haber una reunión entre esas partes pautada para la 1:30 p.m.

“La intención del gobierno es identificar los recursos para cubrir las obligaciones del pago”, dijo el alcalde de Cidra y presidente de la Junta de Gobierno del CRIM, Javier Carrasquillo.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced, a través de un comunicado de prensa, no precisó de dónde saldrían los fondos para subsidiar su propuesta.

“Mi compromiso con los alcaldes y alcaldesas en esta propuesta va dirigida a que se puedan cubrir todos los servicios esenciales de los municipios", se limitó a decir.

Sin embargo, el CRIM ha hecho pública su propuesta que deja en manos del Estado los pagos que hacían a través de la Ley 29. Propusieron que el dinero para pagar el plan de salud del gobierno y el retiro salga de cerca de $224 millones que aportan los ayuntamientos al Estado para el pago de la deuda del gobierno central.

De esa cantidad, cerca de $120 millones corresponden a este año fiscal y $104 millones a 2017, 2018 y 2019. Además, indicaron que el gobierno tiene disponible $132 millones que les redujo en transferencias a los municipios a tono con el plan fiscal. A estas cifras, se une más de $500 millones en sobrantes de fondos de Medicaid, que están en Hacienda, para cubrir el 86% del costo del plan de salud del gobierno.

Asimismo, Carrasquillo ha dicho que es pertinente que la gobernadora destine una porción, que no precisó qué cantidad, de los $2,200 millones que recibió en ayuda del gobierno central para ayudar a los municipios.