Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El área de la represa Guajataca.
El área de la represa Guajataca. ([email protected])

Salinas - Medidas de mitigación serán tomadas por el gobierno para lidiar con la rotura de 24 pulgadas que tiene la represa Guajataca y que provocó el desalojo de las familias del área, indicó hoy, miércoles, el gobernador Ricardo Rosselló.

La decisión fue tomada luego de que el primer ejecutivo recibiera el informe producto de una evaluación que hiciera el Cuerpo de Ingenieros y un ingeniero traído de Florida.

“Nosotros enviamos dos equipos de ingenieros para analizar la situación. Su análisis es que, aunque la fisura es grave, podemos hacer unas estrategias de mitigación temporeras. El sistema es como una piscina, un pooling system, que se tira un poquito más lejos de donde está la represa para poder aguantar el flujo del agua, pero reiterando que esta iniciativa es una temporera y en la medida que venga la época de sequía pues se tiene que trabajar con una represa de concreto, que no sea de suelo comprimido como eran partes de esta represa”, explicó el primer mandatario.

“Por ahora, a mediano plazo se puede mitigar eso”, agregó.

No precisó cuándo comenzarían estas labores de mitigación.

Familias han sido desalojadas de comunidades cercanas a la represa Guajataca, según ha informado el gobierno, aunque no ha sido posible conseguir al alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri. Asimismo, el alcalde de Quebradillas, Heriberto Vélez, criticó al gobierno central por alarmar a los residentes de esa área. Dijo que no todas las comunidades cercanas a la represa debían ser desalojadas.  

La amenaza que representa la fisura de la represa se une a la crisis que vive el país tras el azote del huracán María.