Torre del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.
Torre del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

La administración del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) informó esta mañana que en los pasado días optó por talar una serie de árboles cuya cantidad no se especificó debido a que estaban enfermos y sin posibilidad de recuperación.

Los árboles, según la institución, fueron aquellos que se vieron afectados hace tres años con el paso de los huracanes Irma y María y que representaban un peligro para la comunidad universitaria debido al estado en que se encontraban.

“Reiteramos la prioridad que tiene para nuestra institución el valioso acervo ecológico con el que tenemos el honor de cotidianamente convivir, recurso que celosamente cuidamos y en cuyo mantenimiento se invierten considerables recursos, para lo que contamos con una persona a cargo del área de Ornamentación y un arborista certificado -la arquitecta Ana Corujo y el señor André Sanfiorenzo, respectivamente-, quienes ponen todo su empeño y experiencia para proteger esa riqueza arbórea que es uno de los atributos distintivos de nuestro recinto”, manifestó la administración universitaria en un comunicado de prensa.

Señalaron que ambos expertos hicieron lo imposible por salvar la vida de esos árboles, “pero su deterioro -tanto externo como en sus raíces- provocó que todos los esfuerzos resultasen infructuosos”. Sin embargo, indicaron que la tala se realizó de acuerdo con las guías de la International Society of Arboriculture (ISA).

El recinto evalúa cuáles árboles nativos serían más idóneos para resembrar y así mitigar la ausencia de los árboles talados.