La solicitud de Aerostar Airport Holdings busca la reapertura del terminal que opera la aerolínea JetBlue. (AP / Chris O'Meara)
La solicitud de Aerostar Airport Holdings busca la reapertura del terminal que opera la aerolínea JetBlue. (AP / Chris O'Meara)

El ayudante general de la Guardia Nacional, el general José Juan Reyes, reveló que existe una solicitud de la administración del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín para reabrir uno de los terminales que fue cerrado tras el toque de queda.

Destacó que el Departamento de Salud, la Autoridad de los Puertos y la Guardia Nacional no tienen reservas en que comience funciones el terminal de la aerolínea JetBlue. Sin embargo, reconoció que esto propenderá a la llegada de más pasajeros a la isla, lo que no descartó que pueda aumentar la cantidad de casos positivos al COVID-19.

“Todo es posible. Sí puedo mencionar que a la fecha de hoy -desde que incorporamos a estos procesos las pruebas rápidas- se han tomado 17,000 pruebas rápidas de las cuales han arrojado positivo 345, lo que representa aproximadamente un 2%”, sostuvo en entrevista telefónica.

La cantidad de pasajeros que llega a isla decayó a cerca de 400 desde que se decretó en marzo el toque de queda a causa de la emergencia del coronaviris. Ahora, la cifra de pasajeros está cerca sobre los 3,000 pasajeros diarios, dijo Reyes.

Cuestionado sobre cómo se permitiría aumentar la cantidad de pasajeros que arriban a la isla mientras no existe un rastreo adecuado de los casos, el general dijo que ese es un asunto que le concierne al Departamento de Salud.

“Mis funciones terminan cuando se toman la prueba rápida o molecular en el aeropuerto. La función del rastreo es una responsabilidad del secretario del salud y la epidemióloga Miriam Ramos, asignada al aeropuerto”, sostuvo el militar.

El secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, dijo en declaraciones escritas que avala la apertura del terminal.

"Avalamos el plan de JetBlue para el reinicio de sus operaciones y la reapertura de su terminal. El mismo es cónsono con lo que hemos estado realizando en el terminal principal donde tenemos una estación en la que se mide la temperatura corporal, se hacen pruebas de cernimiento a los pasajeros y se ofrecen pruebas serológicas y moleculares, po lo que planificamos llevar a cabo el mismo esfuerzo en el terminal de Jet Blue", dijo.

"En la medida en que sea posible, queremos identificar aquella persona que pueda tener algún síntoma para proveerle la orientación y el tratamiento necesario correspondientes", agregó.

De paso, sostuvo que apoya al general Reyes.

Desde el pasado 17 de marzo, un grupo de militares de la Guardia Nacional, asistidos por estudiantes de medicina que cursan su cuarto año de estudio y personal deSalud, realizan un cernimiento voluntario a todo pasajero que llegue a la isla. Desde el aeropuerto se realizan pruebas rápidas y moleculares para detectar el COVID-19.

Reyes advirtió que de abrirse otro terminal del aeropuerto, necesitará de más personal de Salud y más estudiantes de medicina. Actualmente, la Guardia Nacional tiene 60 efectivos -por cada turno-, en total 240 militares, desplegados en el aeropuerto. Son asistidos por 140 estudiantes de medicina.

“Tiendo a pensar que para seguir esos procesos, necesitamos 60 efectivos adicionales y estudiantes de medicina de cuarto año”, sostuvo Reyes.

Al momento, permanece en funciones solo uno de tres terminales del aeropuerto.