Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En esta imagen suministrada se ven varias embarcaciones en una de las playas de Vieques.
En esta imagen suministrada se ven varias embarcaciones en una de las playas de Vieques.

Al menos cinco veleros anclaron ayer en las costas de Vieques con turistas a bordo que desembarcaron en momentos en que la isla municipio cumple con la orden de toque de queda de la gobernadora Wanda Vázquez.

Este es apenas el incidente más reciente en relación con los veleros y yates durante el periodo de emergencia por el coronavirus COVID-19, aseguró el director de Manejo de Emergencias municipal, Héctor Olivieri, así como líderes comunitarios de la Isla Nena.

“En la tarde hoy (ayer) llegaron cinco al balneario y se anclaron”, denunció Olivieri, quien sostuvo que los turistas se bajaron de las embarcaciones. También compartió que ha recibido información de que, por ejemplo, los turistas han llegado hasta el supermercado para comprar alimentos. Los veleros continuaban hoy, sábado, anclados en un zona conocida como El Horno, por donde ubica la playa Sun Bay.

Olivieri denunció que esto ocurre en momentos en que los residentes de la isla cumplen con las estrictas órdenes del gobierno, que ha pedido a la ciudadanía permanecer en sus hogares como medida para frenar la propagación del COVID-19.

“A penas se mueve gente en los muelles, se está evitando el viaje a la isla (grande), va gente que tiene que ir por obligación a algo”, explicó el director. Sin embargo, el problema que enfrentan es la entrada de turistas por la vía marítima, utilizando cualquier playa en la que deciden anclar con sus embarcaciones.

“Esto entra en contradicción con las órdenes del gobierno”, afirmó Olivieri. Las autoridades municipales sospechan que las embarcaciones desde las Antillas menores, como Martinica y Guadalupe. Esas islas, hasta hace seis días, habían reportado 105 y 102 casos positivos a COVID-19, respectivamente, así como dos muertos cada una.

“Tenemos que protegernos de todo, no tan solo del extranjero que viene en avión, si no también del que viene en embarcaciones”, sostuvo.  

Olivieri hizo un llamado de urgencia al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para que “intervenga para detener esa llegada de estos veleros y estos yates de esta gente que sigue de vacaciones, pero este no es el momento. Una parte importante de Vieques vive del turismo, no tenemos problema de que disfruten de nuestras playas, pero en este momento no”.

En Vieques, hasta el momento, no se ha reportado ningún caso positivo de COVID-19. Sin embargo, el líder comunitario Ismael Guadalupe manifestó que la entrada de turistas en embarcaciones aumentar el potencial de contagio.

“No me extrañaría por la llegada de tanta y tanta gente que está llegando a Vieques a través de yates y embarcaciones”, manifestó.

Vicente Rosario, un líder comunitario, aseguró que residentes le han informado sobre la presencia de veleros y yates en distintas partes de las costas de la isla.

“La mayor parte de la población en Vieques está cumpliendo con la orden ejecutiva y estamos en nuestras casas. Si siguen llegando personas, pudiéramos tener un cuadro no muy bueno en Vieques”, advirtió. Rosario también dijo que el Puerto Mosquito en Vieques, que la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) quiere convertir en el principal muelle de entrada y salida, ha estado sin ningún tipo de vigilancia durante el periodo de emergencia.

“Ese muelle está allí solo, no hay vigilancia 24 horas, que cualquier lancha puede atracar allí, y lo mismo en La Esperanza y otras áreas de Vieques. Necesitamos vigilancia las 24 horas para asegurarnos que personas no resientes, no estén llegando a la isla”, sostuvo.

En busca de un terapista respiratorio

Pero la entrada de turistas sin supervisión no es la única preocupación de los residentes de Vieques. En medio de la crisis por el COVID-19 el Departamento de Salud no ha identificado o contratado un terapista respiratorio que esté disponible para una emergencia en la que sea necesario utilizar un ventilador para un paciente con complicaciones que llegue hasta el centro de servicios médicos provisional que sirve como sala de emergencias en la isla municipio.

“Estoy en un estado de pánico pensando que voy a llegar a ese hospital y, tenemos la máquina, pero ¿quién va a operarla?, ¿qué va a pasar cuando lleguen tres o cuatro personas con el virus?”, manifestó Kathy Gannett, una líder comunitaria de 70 años.  

Gannet denunció que, más de dos semanas después de que entrara en vigor la orden ejecutiva de la gobernadora, a los residentes de Vieques no se les ha informado sobre cuál es el plan de acción del centro de salud provisional si hay casos positivos de coronavirus y cuál sería el plan de transporte a la isla grande si alguno de esos pacientes requiere atención médica en un hospital.

“Ninguno de esos planes los han informado al pueblo y nosotros merecemos saber. Sabemos las historias de los fallos del Departamento de Salud, ¿cómo podemos confiar que van a actuar con el equipo que se necesita?”, manifestó la líder comunitaria.

Ante la falta de terapistas, Olivieri relató que se realizaron esfuerzos para identificar candidatos y que enviaron a Salud una lista de tres posibles opciones. “Hay que ir ganándole campo a la pandemia, tenemos que ir in paso al frente, no podemos ir respondiendo como siempre ha sido la Salud aquí en Vieques, que ha sido tan pobre el trabajo del Departamento de Salud”, expresó.

Salud dijo a este medio que el CDT de Vieques desarrolló un protocolo de atención a pacientes sospechosos a coronavirus que comienza con un cernimiento realizado por un médico.

"De este determinar que el paciente cuenta con los criterios o manifiesta algún síntoma compatible a los de COVID-19, es retirado a una carpa con aire acondicionado que ha sido instalada para continuar con el procedimiento clínico. De esta manera se evita que entre al centro y esté en contacto con el resto de los pacientes", explicó el licenciado Víctor Díaz, secretario auxiliar de la Secretaría Auxiliar de Servicios Médicos y Enfermería. 

"Del paciente requerir ser trasladado a la Isla Grande, se utiliza el servicio de ambulancia aérea con la compañía que el Departamento de Salud mantiene acuerdos. La misma, está equipada para transportar pacientes que requieran aislamiento", aseguró Díaz. Pero los viequenses tampoco tienen constancia de que ese transporte sea posible.

“Salud dice que tiene un acuerdo con Aeromed, pero Aeromed dice que de aquí a cuatro o cinco meses no recibe la cápsula (para pacientes en aislamiento), tendría que improvisar con unos plásticos”, indicó Olivieri, añadiendo que dicha compañía, además, ha tardado hasta cuatro horas en llegar a Vieques cuando hay urgencias.

“¿Vamos a morir esperando en el aeropuerto?”, cuestionó Gannett, por su parte. 




💬Ver comentarios