Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En el salón de la maestra Norma Ivette Dávila González, de primer grado, en la escuela Eugenio María de Hostos, los niños tenían hasta bombas colocadas en los asientos. Los preparativos se hicieron a modo de recibimiento. (Vanessa Serra Díaz)

Cayey - Coloridos banderines y una de las maestras vestida como payasa le dio la bienvenida este miércoles a los 41 estudiantes de la escuela elemental Eugenio María de Hostos, en Cayey que retornaron al salón de clases a tomar sus clases presenciales.

💬Ver comentarios