Estudiantes, padres y madres del programa vocacional realizaron una manifestación para reclamar que se provean espacios para que los alumnos tomen sus clases ocupacionales, pues llevan año y medio sin ir a los talleres.
Estudiantes, padres y madres del programa vocacional realizaron una manifestación para reclamar que se provean espacios para que los alumnos tomen sus clases ocupacionales, pues llevan año y medio sin ir a los talleres. (Suministrada)

En vez de aprender a hacer muebles, los estudiantes de Ebanistería de la escuela vocacional Emilio R. Delgado, de Corozal, han puesto en práctica este semestre la teoría que han aprendido para hacer un trompo. La maestra de Artes Culinarias solo tiene una hornilla en el salón, así que hornear está fuera de las opciones para la clase del día. En el curso de Cosmetología, los alumnos no han podido ni practicar las técnicas de lavado de pelo.

💬Ver comentarios