La exjueza y ex primera dama Jeannette Ramos Buonomo, quien estuvo casada con el exgobernador Roberto Sánchez Vilella, falleció en la mañana de hoy, miércoles, en su hogar tras una larga batalla contra el cáncer.

El deceso fue confirmado a El Nuevo Día por Viviana Miranda Ortiz, esposa del hijo de Ramos Buonomo y exsecretario del Departamento de Justicia Roberto Sánchez Ramos, y quien funge en estos momentos como la portavoz del núcleo familiar.

“Es un día muy difícil para toda la familia. La familia está en proceso de asimilarlo todo”, indicó la licenciada.

Posteriormente, la familia anunciará cuándo se llevarán a cabo los actos fúnebres.

Ramos Buonomo tuvo cuatro hijos, Wouter Ernesto y Robert Paul Bordewijk, y Roberto José y Olga Elizabeth Sánchez Ramos, estos dos últimos del matrimonio con el exmandatario popular.

Ramos Buonomo es hija del fenecido Ernesto Ramos Antonini, cofundador del Partido Popular Democrático (PPD) y expresidente de la Cámara de Representantes.

En su juventud, estudió en Holanda, donde a sus 18 años tuvo un matrimonio con un holandés, con quien tuvo dos hijos. Aprendió el idioma del país y el latín, y logró realizar estudios universitarios. Entonces, se divorció y regresó a Puerto Rico, donde se decidió a estudiar Derecho, en contra de la voluntad de sus padres. Se graduó de una clase en la que, de 100 alumnos, solo 10 eran mujeres.

Posteriormente, fungió como jueza del Tribunal de Primera Instancia hasta que fue nombrada al Tribunal de Apelaciones por el entonces gobernador Rafael Hernández Colón.

En 2011 publicó el libro de memorias “Jeannette Ramos Buonomo: Íntima”, prologado por Mayra Montero. Manifestó en ese entonces que su conciencia estaba tranquila y que no le temía a nada.

El libro autobiográfico de Jeannette Ramos Buonomo.
El libro autobiográfico de Jeannette Ramos Buonomo. (El Nuevo Día)

“Me siento querida por mis hijos, apoyada, están ahí para mí, me respaldan”, confesó en una entrevista con este diario para aquel entonces.

En las sobre 300 páginas de su autobiografía -en las que comparte fotografías y recuerdos- la exjueza escudriñó su memoria para relatar su vida y sus vivencias, las cuales estuvieron vinculadas a la historia pública del país.

“Me integro a esa tradición de mujeres que han hablado de sus realidades, de lo hermoso, pero también lo que no lo ha sido”, añadió.

💬Ver comentarios