Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El fisiatra Miguel “Kiko” Arroyo Ramos tiene una cuenta pendiente; factura que saldará el domingo 31 de mayo cuando se monte nuevamente en su bicicleta y luego se amarre los tenis para terminar la competencia deportiva que comenzó hace dos meses y medio.

💬Ver comentarios