Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En la foto personal de búsqueda y rescate en las facilidades de FURA, en Fajardo.  (GFR Media)
En la foto personal de búsqueda y rescate en las facilidades de FURA, en Fajardo. (GFR Media)

Los esfuerzos de búsqueda para localizar a los cuatro hombres que zarparon hace dos semanas de Villa Marina, en Fajardo, han sido infructuosos, hasta el momento, a pesar de que las autoridades han sobrevolado ocho veces el tamaño de Puerto Rico y han navegado miles de millas náuticas.

left
left

Los desaparecidos el jueves, 8 de agosto, fueron identificados como Héctor Lino Méndez Rodríguez, Héctor Lino Méndez Maldonado, Javier “Nacho” Méndez Rodríguez y Víctor Goytía Rodríguez. Se encontraban en la embarcación llamada Wepa, de unos 22 pies de eslora, que no se utilizaba desde enero porque estaba dañada. El día de su desaparición, finalmente, lograron arreglarla.

Como recursos, las autoridades locales, liderados por el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), utilizaron alrededor de siete embarcaciones y tres aviones para recorrer un perímetro a unas 35,000 millas cuadradas entre el área noroeste y noreste de la isla.

El comisionado del negociado, Carlos Acevedo, dijo que en total los trabajos aéreos se han extendido a más de 20,500 millas cuadradas a 80 millas náuticas al norte de la isla.

Para ser exacto, el funcionario estimó que en los trabajos de búsqueda se ha sobrevolado casi ochos veces el tamaño de Puerto Rico.  

“Aquí se ha volado a Puerto Rico casi ocho veces”, aseguró el funcionario en entrevista con este medio.

¿Cómo empezó la búsqueda?

El plan de rescate arrancó el 9 de agosto, el día después de la desaparición, y estuvo a cargo del Negociado de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) en Fajardo junto a la Guardia Costanera y el NMEAD. Poco después, se integró la Guardia Nacional.

“El viernes comenzaron los trabajos de búsqueda a eso de las 1:00 p.m. por FURA. Entonces, el sábado, en horas de la tarde, es que la directora de Manejo de Emergencia de Fajardo se comunica con el director regional de nosotros para preguntarnos si nosotros sabíamos de esta desaparición. Ella se entera por la esposa del alcalde de Fajardo. Ahí es donde nosotros comenzamos a verificar si había algo en los sistemas de nosotros, y no había nada. Nosotros nos comunicamos con el director general para comenzar a coordinar con los municipios costeros”,recordó Acevedo.

A partir de ese día, las autoridades delinearon un plan de rescate para encontrar con vida al grupo, que no regresó a tierra firme después de que su embarcación sufrió desperfectos de motor.

Luego, la gobernadora Wanda Vázquez Garced emitió una orden ejecutiva el 11 de agosto para activar a la Guardia Nacional. Ese mismo día, la NMEAD llegó hasta la villa pesquera desde donde salió la embarcación para verificar las cámaras de seguridad y así poder establecer una bitácora de las últimas horas en las cuales fueron vistos con vida en el lugar.

Acevedo resaltó que "había mucha diferencia en las cosas en cómo ocurrieron. Nos estaban dando mucha información que no tenían mucho sentido”.

Como parte del proceso, también se estableció un plan estratégico para entrevistar a los familiares de los cuatro hombres y a las personas que vieron al grupo por última vez.

“Ese día no encontramos nada ni que ninguna embarcación esté hundida. El lunes (12 de agosto) continuaron con la búsqueda marítima y área. Los municipios se añaden en la búsqueda costera con lo que conocemos como el monitoreo de las costas. Esto consiste en que las autoridades municipales que tienen embarcaciones nos ayudan con la búsqueda”, explicó el director.

Paralelo, las autoridades locales comenzaron a verificar confidencias que alegaban que los hombres estaban detenidos en la República Dominicana, pero resultó ser falso. También se recibió información de que estaban en San Martín, las Islas Vírgenes y las Islas Británicas o incluso en las islas Monito y Desecho, cerca de la costa de Mayagüez. Tras verificaciones, todo resultó incorrecto.

“Me comuniqué tanto con la parte holandesa como la parte francesa, y no había nada. Todos esos días el director de operaciones de nosotros se comunicaba con la República Dominicana para saber si habían encontrado algo”, expuso Acevedo.

El Departamento de Estado también se encuentra involucrado en los planes de trabajo en caso de que los hombres se encuentren en otra jurisdicción.

Se suman recursos

Cinco días después del inicio de los esfuerzos de búsqueda, Acevedo activó al director de Búsqueda y Rescate, Nino Correa.

“El martes nos comunicamos con el grupo del equipo de búsqueda y rescate del negociado para brindarles toda la información que teníamos desde el sábado. Se le dio toda la información de la familia y las coordenadas”, sentenció Acevedo, quien expresó que el día después comenzaron la búsqueda.

Un grupo de buzos del Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano y de FURA también estuvo disponible para trabajar en el rastreo, pero no se utilizaron porque no había ningún indicador de que la embarcación estuviera hundida.

left
left

Los trabajos de búsqueda, además, recibieron la colaboración del personal del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales. El plan incluyó patrullaje por mar y aire a través de los cayos aledaños en la costa de Fajardo.

Las misiones también incluyeron el uso de recursos privados. Como, por ejemplo, un pescador se ofreció para utilizar el equipo especializado en su lancha para usar ondas sonoras bajo el agua para intentar ubicar alguna embarcación, en caso de que se haya hundido.

No cesarán la búsqueda

Actualmente, las oficinas municipales para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres se encargan del plan de búsqueda realizando monitoreo costero.

“Se continúa la búsqueda en la costa. Se continúa la búsqueda por FURA, y ahí es donde estamos ahora”, dijo el funcionario.

La diferencia es que ahora los esfuerzos se están efectuando como parte de las labores rutinarias de las agencias, contrario al principio cuando se delineó un plan estratégico para estos fines.

Una vez culminan los trabajos rinden un informe detallado sobre los trabajos que realizaron en la región. 

El NMEAD informó que, como estos trabajos no son parte de la rutina diaria de las oficiales de emergencias municipales, no representan costo adicional para la agencia.

El informe debe incluir, entre otras, los lugares en dónde se realizó la búsqueda y qué artículos, si alguno, encontraron. A los artículos de interés que puedan surgir de la búsqueda, se les toma fotos y se envía al personal del NMEAD.

Aunque las autoridades han recibido múltiples artículos para identificarlos, al momento, solo se ha podido recuperar una chancleta en la costa de Loíza que corresponde a uno de los hombres.

Y, ahora mismo, Acevedo afirmó que su agencia sigue buscando cuatro personas vivas porque no han tenido ningún indicador de que estas personas estén muertas.

“No tenemos ningún indicador de que esta embarcación esté hundida o que ellos estén sin vida”, agregó Acevedo.

La orden para pausar o detener la búsqueda la daría el NMEAD, pero por el momento esa medida no está contemplada.