Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Metropistas de Puerto Rico adelantará la reparación de un puente en el expreso PR-22, a la altura de la avenida Kennedy, debido a los daños ocasionados por el impacto de un camión, a eso del mediodía de ayer.

Muriel Lázaro, portavoz de la empresa contratada por la Autoridad de Carreteras (AT) para administrar y mantener la PR-22, dijo que el puente averiado ya estaba entre los 22 identificados como que necesitaban reparaciones.

“Nosotros identificamos 22 puentes y ese en particular estaba para repararse en enero. Ahora con este incidente las labores se adelantarán”, indicó Lázaro. Añadió que Metropistas presentará mañana miércoles a la AT un plan concreto para las reparaciones.

“Este tipo de trabajo lo estamos haciendo en las noches y días feriados para evitar agravar el problema de la congestión de tránsito”, dijo Lázaro.

La empresa, que mediante una alianza público-privada (APP) comenzó a operar en septiembre de 2011, tiene un contrato de 40 años que asciende a $1,136 millones. Durante ese periodo, la empresa se encargará de rehabilitar, conservar y mejorar las PR-22 y PR-5.

En estos momentos están en reparación el puente de la PR-22 sobre la Fernández Juncos en el área de Minillas y el puente del expreso cerca de la salida de Sabana Seca.

Impacto de camión

La portavoz indicó que, a pesar de que el impacto del camión desprendió algunas partes del concreto de varias vigas debajo del puente, no se habían reportado daños a otros vehículos que transitaban por el lugar.

Lázaro dijo que dicho puente fue construido bajo códigos viejos, por lo que su altura en algunas áreas no es apropiada para el alto de algunos camiones.

“Pero también algunos camiones van demasiado rápido o colocan más carga de la que deben y provocan que al pasar por estos puentes impacten la estructura”, explicó la funcionaria.

Mientras comienzan las labores de reparación permanentes, Lázaro dijo que colocarán un letrero a la entrada del puente de la Kennedy para advertir a los camiones la altura mínima que deben tener para evitar nuevos impactos.