Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

(David Villafañe Ramos)

Edwin Fuentes cargaba en sus brazos a Cenizo, uno de siete gallos que pondría a pelear estar tarde en la gallera Las Palmas, de Bayamón, cuando estalló emocionalmente ante la mera pregunta de qué haría mañana, cuando entre en vigor la prohibición federal de las peleas de gallos.

💬Ver comentarios