Fotos suministradas del municipio de Lajas donde material vegetativo limita el acceso del tránsito en una de las vías. (Suministrada)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura relacionada con la tormenta tropical Isaías. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Con árboles caídos, carreteras obstruidas, quebradas que amenazan con salirse de su cauce, viento y mucha lluvia, amanecieron hoy, jueves, algunos municipios de la zona suroeste del país debido al paso cercano de la tormenta tropical Isaías.

El alcalde de Lajas, Marcos “Turin” Irizarry reportó, la crecida de, al menos, dos quebradas que obstruyeron el paso en las carreteras PR-117 y PR-101 de su municipalidad.

“Esto ha sido peor de lo que esperaba. Los vientos son bien fuertes y está lloviendo muchísimo. Se me han caído decenas de árboles”, comentó Irizarry, quien se encontraba recopilando información de los distintos sectores afectados para atenderlos lo antes posible.

El primer ejecutivo municipal indicó que la gran mayoría de su pueblo se encuentra sin servicio de energía eléctrica.

“La situación se está complicando bastante porque el viento está fuerte, yo te diría que se siente de más de 50 millas. Pero ya estamos trabajando en la calle”, subrayó Irizarry, quien exhortó a las personas a mantenerse en sus hogares hasta que las condiciones del tiempo mejoren.

Por su parte, el alcalde de San Germán, Isidro Negrón informó de la obstrucción parcial de las carreteras PR-348, PR-329, PR-358, PR-347 y PR-368 debido a la caída de árboles.

“Algunos de esos árboles tumbaron postes y hay tendido eléctrico en la carretera, pero de inmediato lo estamos reportando a la Autoridad de Energía Eléctrica”, sostuvo Negrón, quien agregó que personal de manejo de emergencias municipal ya se encuentra trabajando en el proceso de remoción del material vegetativo para reabrir los tramos afectados.

Al menos dos personas se encuentran refugiadas en el coliseo Arquelio Torres Ramírez de San Germán, aunque de forma preventiva, según indicó Negrón.

“Se trata de una mujer y un hombre que no están relacionados. Decidieron llegar allí por temor a que sus casas se vieran afectadas”, detalló.

Las condiciones del tiempo en la región suroeste se deterioraron en horas de la madrugada, cuando fuertes bandas de lluvia, viento y tormentas eléctricas se registraron en varios municipios, a medida que el fenómeno atmosférico se desplazaba al sur de la isla.

Mientras, el alcalde de Cabo Rojo, Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz, dijo que, aunque al momento no se han reportado incidencias de gravedad, se mantiene atento a las lluvias que podrían provocar inundaciones en su zona.

“Estamos en la calle monitoreando las quebradas. Hasta ahora está bastante seguro, pero no podemos bajar la guardia”, sostuvo Ramírez.

“Nos preocupa un poco el sector el Corozo porque ha recibido mucha agua. Todavía esta bajo control, pero no podemos olvidar que en el 2008 ese sector se inundó grandemente y tuvimos que sacar las personas en botes”, destacó.