Los profesores, estudiantes y empleados no docentes de la UPR organizan una serie de manifestaciones para expresar su rechazo al plan fiscal aprobado por la Junta de Gobierno. (Archivo)

La Junta Universitaria de la Universidad de Puerto Rico (UPR) manifestó su rechazo al borrador del plan fiscal entregado a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), el cual restringe el uso del presupuesto de la institución académica y mantiene en pie aumentos en los costos de matrícula para los estudiantes.

En primer lugar, el organismo asesor repudió la propuesta de la Junta de Gobierno de separar $94 millones de la asignación que recibiría la UPR el próximo año fiscal para crear un fondo especial, lo cual dejaría al sistema universitario con un presupuesto de $407 millones, señaló el representante claustral del recinto de Río Piedras, Jorge L. Colón.

“La Junta Universitaria rechaza la decisión de la Junta de Gobierno de restringir el uso de $94 millones del presupuesto operacional para crear un fondo especial por su impacto en el funcionamiento de las unidades (recintos). Se deben devolver esas partidas al presupuesto operacional y distribuirse entre las unidades”, sostuvo Colón.

La Junta de Gobierno de la UPR aprobó el 25 de marzo un plan fiscal actualizado el cual dispone que el sistema universitario recibiría $501 millones provenientes del Fondo General para el año fiscal 2021-2022, la misma asignación que recibió en el año fiscal vigente. De esta partida, $94 millones serían destinados a un fondo de resiliencia fiscal para financiar proyectos específicos, no para cubrir gastos operacionales. Esos $94 millones son equivalentes al recorte que había propuesto la JSF para el próximo año fiscal.

Asimismo, el borrador del plan fiscal –que aún debe ser certificado por la JSF- aumenta a $145 el costo por crédito para estudios de bachillerato y propone un análisis para equiparar los costos de programas graduados a los de instituciones en Estados Unidos.

La representante estudiantil por el recinto de Río Piedras ante la Junta Universitaria, Marina Rodríguez Seguí, indicó que las restricciones presupuestarias ponen en riesgo la estabilidad de los recintos.

“Nos indigna porque el mismo gobernador (Pedro Pierluisi) lleva el mensaje de que no se le van a continuar recortando fondos a la UPR, pero a la hora de la verdad, restringir los fondos, el efecto que tiene es como si se estuviese recortando ese dinero”, sostuvo Rodríguez Seguí.

“A la hora de dividir el presupuesto por recintos, vemos que hay una necesidad de programas académicos y esto puede provocar disminución de plazas (de empleo). Eso sin contar que el aumento en la matrícula, que es un golpe adicional a los estudiantes”, añadió.

El presidente de la UPR, Jorge Haddock Acevedo, ha reconocido que la UPR no puede cumplir con todas sus obligaciones con una asignación de Estado de $407 millones.

La Junta Universitaria –que es un organismo dentro de la estructura de la UPR que asesora al presidente y es compuesto por representantes del sector estudiantil, profesores y de la administración- también se expresó en contra de los cambios propuestos por la Junta de Gobierno al Sistema de Retiro de los empleados de la UPR. El cuerpo rector avaló modificar la estructura del Sistema de Retiro de sus empleados para establecer un sistema de contribución definida, similar a una cuenta de ahorros 401K, para los trabajadores nuevos y aquellos con menos de 10 años a partir de enero de 2022.

“(Rechazamos) la reestructuración del Sistema de Retiro contenida en el plan fiscal dado que la medida es un paliativo y no una propuesta que garantiza a largo plazo la permanencia del Sistema de Retiro”, expresó Colón.

El profesor universitario indicó que los representantes claustrales y estudiantiles también solicitaron detalles sobre los usos que se les darán a los fondos federales asignados a la UPR de parte de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) para la recuperación tras los huracanes de 2017, así como las asignaciones provenientes de las leyes de estímulo económico aprobadas por el Congreso federal para el manejo de la pandemia de coronavirus.

Los profesores, estudiantes y empleados no docentes de la UPR organizan una serie de manifestaciones para expresar su rechazo al plan fiscal aprobado por la Junta de Gobierno. Mañana, viernes, la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) realizará una manifestación “sobre ruedas” en la Administración Central de la UPR. Mientras, los estudiantes del recinto de Río Piedras convocaron una marcha para el miércoles, a las 10:00 a.m., que saldrá desde el campus riopedrense hacia el Jardín Botánico.

💬Ver comentarios