Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Se erige majestuosa, con porte señorial, sus tonos brillantes de rosa y azul provocan que no pase desapercibida allá en la avenida Ponce de León, esquina calle Georgetti, en el casco urbano de Río Piedras, pero su más grande belleza es el propósito al que sirve.