La ayuda alcanzó para alrededor de 200 familias.
La ayuda alcanzó para alrededor de 200 familias. (Joel Ortiz Rivera)

Ponce - La Guardia Nacional de Puerto Rico en coordinación con el Departamento de la Familia y el gobierno municipal de Ponce recorrieron este miércoles en la tarde unas cinco comunidades de este pueblo para distribuir alimentos y agua en esas zonas.

El operativo es parte de esfuerzos apoyados por la Guardia Nacional en los pueblos más afectados por el paso del huracán Fiona, específicamente sectores incomunicados por deslizamientos, inundaciones o daños en las carreteras.

“Hemos ayudado a alrededor de 12 comunidades en distintos municipios que se quedaron aisladas porque hubo deslizamientos o los puentes quedaron parcial o totalmente destruidos”, dijo el ayudante general de la Guardia Nacional, el general José Juan Reyes.

Durante el recorrido de hoy, se repartió agua y alimentos en las comunidades El Sol, Punta Diamante, Bélgica y San Antón.

“Estuvimos repartiendo agua y alimentos en Maunabo, y hoy se repartió agua en Ceiba, Toa Baja, Vega Baja Utuado y Arroyo. Y ahora estamos en Ponce”, manifestó Reyes. Dijo que estos operativos se generan a pedido de los alcaldes.

El miércoles la ayuda canalizada a través del Departamento de la Familia alcanzó para alrededor de 200 familias. Mañana, jueves, planifican llegar hasta Comerío.

El general indicó que además de estas misiones de ayuda a las comunidades, la Guardia Nacional ayuda al Departamento de Transportación y Obras Públicas en la limpieza y despeje de carreteras en varios municipios.

“Eso lo estamos haciendo mayormente a lo largo de la Cordillera Central, especialmente en pueblos como Jayuya y Utuado”, sostuvo.

Hasta hoy, Utuado tenía vías públicas bloqueadas por derrumbes de puentes y carreteras y alrededor de 50 familias en barrios del municipio como Viví y Consejo.

Horas antes, el alcalde de Jayuya, Jorge González, reclamó con urgencia suministros de agua en cisternas y en botellas, que han pedido y no han llegado.

💬Ver comentarios