La presidenta de la Heend, Jannell Santana, indicó que la administración universitaria negocia de “mala fe”. (GFR Media)
La Heend mantuvo un campamento de protesta frente a La Fortaleza por 13 días para exigir la aprobación de su convenio colectivo, el cual se ha estado negociando desde 2017.

La administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y la Hermandad de Empleados Exentos no Docentes (Heend) llegaron a un acuerdo que permitirá mantener los beneficios y condiciones de empleo de unos 4,000 empleados de la institución académica, tras unos tres años de negociación y choques en la recta final de ratificación.

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) autorizó la aprobación y puesta en vigor de las Reglas y Condiciones de Trabajo Suplementarias a la Reglamentación Vigente para el Personal No Docentes, guías que rigen las condiciones laborales de los miembros de la Heend y que se negocian como si fuera un convenio colectivo, hasta el 30 de junio de 2021. Ahora, solo faltaría la aprobación final de la Junta de Gobierno de la UPR, indicó el presidente de la UPR, Jorge Haddock Acevedo.

“El proceso no ha terminado oficialmente hasta que la Junta de Gobierno emita las certificaciones, pero hemos creo que superado uno de los retos más grandes y es que (las reglas) han sido aprobadas según fueron propuestas por la administración. Después de varios esfuerzos de continuar el diálogo con la Hermandad, después de varios esfuerzos con el secretario del Trabajo, logramos que ellos (la JSF) estuviera de acuerdo con las propuestas”, sostuvo Haddock Acevedo.

La JSF también dio el visto bueno al presupuesto de $5 millones para cumplir con una serie de compromisos con los empleados, entre ellos ajustes salariales concedidos previos al 2018 y pagos por los costos de matrícula, detalló el líder universitario.

La aprobación de las Reglas Suplementarias se había convertido en objeto de controversia entre la Heend y la administración universitaria. La Heend mantuvo un campamento de protesta frente a La Fortaleza por 13 días para exigir la aprobación de su convenio colectivo, el cual se ha estado negociando desde 2017.

“Esta es la tercera vez en cuatro años que luchamos por este convenio colectivo con un presidente universitario, por lo que esperamos que a la tercera sea la vencida. Ha sido un proceso extenso que ha demostrado que la Heend siempre ha estado dispuesta al diálogo y a llegar a acuerdos que beneficien a nuestra matrícula y a la Universidad”, expresó la presidenta de la Heend, Jannell Santana Andino, en declaraciones escritas.

La JSF solicitó en octubre revisar el acuerdo debido al costo de su implementación, al amparo de la ley federal Promesa. Posteriormente, la JSF autorizó el acuerdo entre la UPR y la Heend, pero condicionado a que cumpla con las disposiciones del Plan Fiscal certificado en verano, lo cual generó preocupación entre la entidad sindical. De acuerdo con la Heend, esto amenazaba la implementación del convenio colectivo, pues cualquier punto podría ser dejado sin efecto si se argumenta que incumple con el Plan Fiscal. Santana Andino indicó el mes pasado que varios de los señalamientos de la JSF giran en torno a los días feriados, liquidación de la licencia por enfermedad, actividades culturales, relocalización de personal, bono de navidad y plan médico.

Haddock Acevedo no adelantó si la Junta de Gobierno deberá aprobar la certificación propuesta en diciembre que establece que las Reglas Suplementarias deben cumplir con el Plan Fiscal certificado en verano. La próxima reunión ordinaria de la Junta de Gobierno está pautada para el jueves, 25 de febrero.

El presidente universitario sí indicó que la JSF estableció que la negociación de las Reglas Suplementarias que establecerán las condiciones de trabajo de los empleados de la Heend a partir del 1 de julio de 2021 deberán discutirse para el 31 de marzo.

El convenio ya negociado le generaría a la UPR unos $20 millones en ahorros a lo largo de los próximos cinco años.

“Los empleados universitarios merecen recibir ya la aprobación final del convenio colectivo, máxime cuando logramos ser lo suficientemente abiertos en el proceso para no afectar las finanzas de la institución. Emplazamos a la Junta de Gobierno de la UPR a no buscar más excusas que pongan en riesgo la paz laboral y la acreditación”, sostuvo la presidenta de la Heend.

💬Ver comentarios