Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En la Escuela de Apicultura del Este,  en Fajardo, Hermes Conde y otros apicultores tratan de aumentar la población de abejas en las colmenas domésticas que resistieron el huracán.
En la Escuela de Apicultura del Este, en Fajardo, Hermes Conde y otros apicultores tratan de aumentar la población de abejas en las colmenas domésticas que resistieron el huracán. (Gerald López Cepero)

Entre el 80% y 90% de la población de abejas en la isla no resistió el embate del huracán María, lo que supone un severo impacto para la industria apícola y un retraso en la producción agrícola debido a la baja en polinizadores.