Hace una semana y media, el Departamento de Educación indicó que abriría 200 comedores escolares adicionales para proveer almuerzos calientes.
Los almuerzos son entregados bajo la modalidad de servicarro. (Archivo)

La presidenta de la Asociación de Empleadas de Comedores Escolares Nelly Ayala lamentó este miércoles el desperdicio continuo de alimentos en las escuelas del país por, según la líder sindical, falta de matrícula y pedidos de almuerzos que luego no son recogidos por los padres de los estudiantes.

Ayala indicó que por instrucciones del Departamento de Salud, los empleados de los comedores tienen que disponer de la comida que no se repartió el mismo día en que se confecciona, pues tienen prohibido guardar los alimentos.

“En los comedores escolares ni se guarda comida para el otro día, ni se da después de tres días a nadie la comida. Lo que dice el Departamento de Salud es que después de dos horas, esa comida no es apta para consumo porque pierde temperatura", estableció en una entrevista radial (WKAQ - 580 AM).

“Una escuela de la zona metro está preparando para 106 raciones a petición del director porque alegadamente eso es lo que van a ir a recoger y de las 106 raciones, pasaron a recoger 35. Las otras 71 se perdieron y la pregunta es, ¿cuánta gente aquí estaba pidiendo que se abrieran los comedores y que los comedores funcionaran para ofrecer lo que saben hacer, servicio? Ahora se está haciendo y la realidad es que los papás no están yendo", lamentó.

La líder sindical indicó que los padres de los estudiantes pueden recoger los almuerzos en la escuela más cercana a su residencia y no necesariamente en la que está matriculado el menor.

Sostuvo que los almuerzos están listos desde las 10:30 a.m. y que, en algunas escuelas, la entrega de estos se extiende hasta las 1:00 p.m. si el plantel así lo determina. Los alimentos son entregados bajo la modalidad de servicarro para evitar los contagios de COVID-19.

Sobre si las clases remotas de los estudiantes es lo que dificulta la búsqueda de los almuerzos, Ayala reclamó que “tiene que haber voluntad" de parte de los padres de los alumnos para buscar los almuerzos.