Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Las abejas han comenzado a merodear entre la población porque el huracán María destrozó las colmenas y las plantas, su fuente principal de alimentación.
Las abejas han comenzado a merodear entre la población porque el huracán María destrozó las colmenas y las plantas, su fuente principal de alimentación. (Juan Luis Martínez Pérez)

Las abejas en Puerto Rico andan buscando alimento en donde sea luego de que el huracán María las dejara sin sus colmenas y fuente de alimento al arrasar con árboles y flores.  

La singular situación ha provocado que estos insectos estén más visibles y merodeando a las personas.

“En estos días se han visto abejas donde no se veían antes porque el huracán provocó que estas hayan perdidos sus ‘casas’ (colmenas)”, explicó a este medio la apicultora Victoria Solero Delgado. “Andan buscando polen y néctar (o algo dulce), lo cual es su fuente de alimento”, agregó.

Indicó que además de los árboles, el huracán destruyó cajas o casas donde estas habitaban, así como su fuente de alimento que son las flores, de donde sacan el polen y el néctar. 

De acuerdo con Solero Delgado, la situación no genera una situación de peligro ambiental, no obstante, las personas deben protegerse, específicamente las que son alérgicas a la apitoxina, veneno que segregan estos insectos. 

Para evitar el peligro de la picada, la apicultora recomendó colocar syrup de agua con azúcar o miel en un envase con piedras o gravillas y ubicarlo lejos de la vivienda. También pueden colocar frutas maduras abiertas en los patios. 

“Las abejas poco a poco identificarán un nuevo hogar. Pero si las personas observan que las abejas comienzan a formar panales en lugares inapropiados, deben comunicarse con algún apicultor para que las remueva”, dijo Solero Delgado.

Agregó que “a nivel macro, el Departamento de Agricultura podría ayudar a los apicultores proveyéndoles equipo, herramientas y ayuda técnica para que estos puedan colocar cajas en lugares estratégicos y poder darles un hogar seguro a las abejas”.