El riesgo de contagio de COVID-19 en Puerto Rico es muy alto, advirtieron desde noviembre los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. (Kathy Willens)

Tal como estableció desde noviembre del año pasado, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) mantienen a Puerto Rico en el nivel de alerta máxima de riesgo de COVID-19.

“Viajeros deben evitar todo viaje a Puerto Rico”, informaron los CDC el fin de semana antes de Acción de Gracias del año pasado.

En una reciente revisión sobre el riesgo de infección del virus en diferentes destinos a nivel mundial, los CDC volvieron a situar a Puerto Rico en la misma posición. Esto ocurrió el pasado viernes, 2 de abril.

Debido a la pandemia de este virus, los CDC han estado emitiendo cada cierto tiempo unas “Recomendaciones de viaje en relación con el COVID-19, por destino”. Básicamente, utiliza una escala de “Nivel de evaluación de riesgo del COVID-19”. Esta métrica varía desde “nivel desconocido” a “nivel 1 o bajo”, “nivel 2 o moderado”, “nivel 3 o alto” y “nivel 4 o muy alto”.

Puerto Rico se mantiene desde noviembre del año pasado en nivel 4, el más alto de esta métrica. El CDC advierte que los viajeros deberían evitar todo tipo de viaje a los destinos catalogados en esta clasificación, ya que el riesgo de contagio de COVID-19 es muy alto.

Mapa de Puerto Rico según el nivel de alerta de los CDC.
Mapa de Puerto Rico según el nivel de alerta de los CDC. (Captura de pantalla del CDC)

Los CDC clasifica a 152 países y jurisdicciones con esta clasificación, incluyendo a Puerto Rico.

A principios de este año el gobierno federal estableció, además, que todos los pasajeros que lleguen en avión a Estados Unidos, incluyendo los ciudadanos estadounidenses, deben tener una prueba de detección del COVID-19 con resultado negativo o la documentación de recuperación del COVID-19 correspondiente tres días antes de abordar un vuelo hacia los Estados Unidos. Sin embargo, como Puerto Rico es un territorio de Estados Unidos y los viajes se consideran domésticos, no internacionales, no aplica esta requisito, pues es de aplicación para viajes internacionales.

Dentro de las recomendaciones del CDC también se mantiene el que todas las personas eviten viajar en cruceros, ya que el riesgo de contagio de COVID-19 en esos espacios es muy alto también. Los viajeros que decidan aún así viajar en crucero se les pide que se hagan una prueba de COVID-19 tres a cinco días después de llegar del viaje. Además, se recomienda que se mantengan en sus hogares siete días después de regresar del crucero, aun si arrojaron negativo a la prueba.

Datos del Departamento de Salud hasta el 6 de abril advierten que en Puerto Rico ya se han confirmado 99,847 casos del virus por prueba molecular, con 2,139 muertes asociadas registradas. Mientras, hay 325 personas hospitalizadas por complicaciones relacionadas a esta enfermedad y 36 de ellas se encuentran conectadas a un ventilador.

💬Ver comentarios