Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El presupuesto de la Universidad de Puerto Rico (UPR) para el próximo año fiscal contempla una merma de $134 millones en los gastos operaciones, según datos de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP).

Pero esta reducción alcanza los $200 millones cuando se computan las partidas de mejoras permanentes (planta física) y de subsidios, incentivos y donativos.

En total, el presupuesto consolidado para el año fiscal 2010-11 asciende a $1,371 millones en comparación a $1,571 millones del año fiscal en curso, que culmina el 30 de junio

El presidente de la UPR, José Ramón de la Torre, había anticipado a El Nuevo Día que la institución enfrentaría un déficit, que oscilaba entre $150 a $200 millones.

Anticipando este cuadro, De la Torre propuso una plan de recortes de $100 millones, que recibió el repudio de la comunidad universitaria.

El malestar generado esta propuesta y otro plan para conseguir ahorros a través de un cambio en la política de exenciones de matrícula precipitaron la huelga estudiantil, que comenzó en el Recinto de Río Piedras y que se ha propagado a casi todo el sistema universitario.

Los recortes en detalle

El presupuesto recomendado por la OGP contiene recortes en varias áreas medulares.

La partidas de nómina sufren un recorte de $61.6 millones; materiales y suministros $33.5 millones; facilidades y pagos de servicios $11.6 millones, y equipo $2.8 millones.

Específicamente, propone una rebaja de $27 millones en el presupuesto del Recinto de Río Piedras y de $10 millones para Mayagüez, entre otros recintos.

Hasta la Junta de Síndicos recibe un recorte de $2 millones.

La propuesta, sin embargo, no contempla cambios en los presupuestos de los recintos de Aguadilla, Carolina, Cayey y Utuado.

Además, el presupuesto del Recinto de Ciencias Médicas refleja un aumento de $9 millones.

Las razones del déficit

El documento de OGP explica que las disminución en el presupuesto responde a una merma en la fórmula de financiamiento de la UPR “producto de la reducción en los recaudos del Fondo General” y los fondos del Programa de Reinversión y Estímulo Económico Federal (ARRA).

La UPR recibe el 9.6% de las rentas que ingresan al Fondo General del Tesoro Estatal.

La justificación de OGP, sin embargo, no reconoce que la Ley 7 de Emergencia Fiscal redujo la base de ingresos que se utiliza para computar la aportación gubernamental.

Esta ley también excluyó de la base de la fórmula de la UPR los recaudos generados por las nuevas medidas tributarias adoptadas en dicho estatuto.

Como resultado de estas acciones, la UPR perdió acceso a unos $100 millones, según cálculos de la administración universitaria.