Cardona ofrecio el jueves en la mañana un mensaje durante la convención nacional de LULAC, en el Centro de Convenciones de Miramar.
Cardona ofrecio el jueves en la mañana un mensaje durante la convención nacional de LULAC, en el Centro de Convenciones de Miramar. (Carlos Rivera Giusti/Staff)

El Departamento de Educación de Puerto Rico debe acelerar el uso de fondos federales asignados en los pasados dos años para el manejo de la pandemia de COVID-19 para asegurar que el dinero llegue a los salones de clases, apuntó el secretario de Educación federal, Miguel Cardona.

El gobierno federal ha asignado más de $4,000 millones en fondos para el sistema escolar de Puerto Rico desde el 2020, dinero que fue aprobado mediante diversas leyes y que tienen fechas distintas de vencimiento.

“Va bien en ciertas cosas (en el uso de los fondos asignados en la pandemia), pero tenemos que acelerar el uso del dinero (para que llegue a) los salones. Los niños, muy importante, los niños necesitan ver que algo es diferente cuando regresen el año ahora que viene”, expresó Cardona.

“Y estamos asegurando que estamos trabajando con el Departamento de aquí, con el secretario Eliezer (Ramos Parés), para asegurar que tienen la asistencia técnica que necesitan para asegurar que los niños tengan el apoyo ahora en los salones, que los maestros tengan los materiales que necesitan ahora, que los directores tengan lo que necesiten ahora para darle la mejor oportunidad para los niños”, sostuvo.

A un año de su última visita oficial a la isla, Cardona destacó que ha habido “progreso” en la agencia estatal. Específicamente, enumeró como señales de esos avances el aumento salario de $1,000 mensuales para los maestros que entró en efecto ese mes, la reparación de columnas cortas en planteles vulnerables a terremotos y la contratación de personal de enfermería y de sicología para cada una de las escuelas.

“Pero falta mucho más y vamos a seguir adelante con eso”, indicó en una breve conferencia de prensa tras ofrecer un mensaje en la convención nacional de LULAC. “Tenemos que seguir trabajando para que el dinero llegue al salón, eso es lo más importante para las familias puertorriqueñas, que el dinero llegue al salón. Y para los maestros, que entiendan que el dinero en el Plan de Rescate (ARP, por sus siglas en inglés) es para ayudarlos a ellos ahora”, añadió.

Cardona indicó que habrá un equipo enfocado en laborar directamente con la agencia local en el uso de fondos y garantizar que el Departamento de Educación esté en cumplimiento con las condiciones especiales impuestas por el gobierno federal en 2019 y que forzó el establecimiento de un síndico en la agencia.

“Vamos a hacer un acuerdo con el Departamento de Educación aquí para asegurar que haya más asistencia técnica para poder acelerar el uso de los fondos”, sostuvo.

El funcionario, además, reconoció que se debe trabajar tanto en Puerto Rico como en el resto de las jurisdicciones de los Estados Unidos para mejorar los salarios de los maestros. Aunque elogió el aumento de $1,000 mensuales, sufragado en parte con fondos ARP, indicó que el gobierno estatal debe identificar cómo continuar pagando ese aumento cuando venzan los fondos federales en 2024 y para evitar que los docentes deban trabajar más de un empleo o comprar los materiales para los salones de su bolsillo.

“Tenemos que pagar aquí a los maestros salarios decentes (…) Tenemos que mirar eso para asegurar que estamos dando el ingreso que se merecen los maestros. Pero Puerto Rico, específicamente, el pago es muy bajo. Tenemos que seguir adelante”, indicó.

“Tenemos mucho que hacer, vamos a trabajar fuerte con el Departamento de Educación, con el gobernador, porque los estudiantes de aquí se lo merecen”, manifestó.

¿Cómo va el uso de dinero?

Puerto Rico ha recibido $4,638 millones en fondos federales mediante tres rondas del Fondo de Ayuda de Emergencia para Escuelas Primarias y Secundarias (ESSER, por sus siglas en inglés). Del total, se han distribuido $3,397 millones y se han gastado $669 millones, según un desglose de las asignaciones entregado por Educación.

De estos, los $349 millones asignados en 2020 mediante la ley federal Cares, conocidos como ESSER I, vencen en septiembre. El secretario de Educación local, Eliezer Ramos Parés, informó que solo queda una partida de ESSER I que está dirigida a escuelas privadas. Estas compras están atrasadas, reconoció el secretario, pero de no poder realizar a tiempo las adquisiciones para estos planteles, se recibió autorización para distribuir el dinero mediante reembolso.

De los $1,321 millones asignados mediante ESSER II, ya se han gastado o distribuido $1,152 millones, mientras que el resto ya está obligado o en proceso de obligación, de acuerdo con datos provistos por Educación ayer. Los $2,968 millones asignados mediante ESSER III se usarán, mayormente, en la reconstrucción de escuelas, y aún quedan $274 millones disponibles de esta asignación que vence en 2024.

Ramos Parés dio la bievenida a la creación de nuevos equipos para proveer asistencia a la agencia que dirige en el cumplimiento con el uso de fondos federales, que partirá de los trabajos que ya ha realizado, desde el año pasado, el Equipo de Sostenibilidad de la Educación de Puerto Rico (PRES, por sus siglas en inglés). Ramos Parés explicó que, como parte de ese acuerdo, la agencia federal reclutará personal para trabajar en la isla.

“Sí, hay un reconocimiento (del gobierno federal) de que venimos de muchos problemas, problemas que son repetitivos en todo el sistema. Ya estamos entrando en ese proceso de recuperación, y esperamos que ya este año las cosas se empiecen a ver a una velocidad más rápida”, indicó el secretario de Educación de Puerto Rico.

💬Ver comentarios