Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El gobernador juramentado de Puerto Rico, Pedro Pierluisi (GFR Media)
El gobernador juramentado de Puerto Rico, Pedro Pierluisi (GFR Media)

El gobernador juramentado de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, afirmó hoy, domingo, que respetará el proceso que lleve a cabo el Senado respecto a su incumbencia, pero reiteró que ya juramentó como gobernador y que no hay un secretario de Estado sujeto al consejo y consentimiento.

Sin embargo, el presidente de la Cámara alta Thomas Rivera Schatz canceló en la noche de hoy, domingo, la Comisión Total que evaluaría la designación de Pierluisi a la secretaría de Estado, antes de juramentar como el nuevo gobernador de Puerto Rico.

“Quiero dejar claro que no he dado ningún reverzaso a la postura que expresé anteriormente. En el día de hoy fui consistente en mis expresiones sobre la posición que ocupo.  Debido a que ya juramenté al cargo de gobernador, en este momento no existe secretario del Departamento de Estado que esté sujeto al  consejo y consentimiento del Senado de Puerto Rico; sin embargo, igual que dije el pasado viernes, este cuerpo legislativo tiene todo el derecho de expresarse sobre mi incumbencia y, como he expresado, respeto ese proceso”, declaró. 

Más temprano, Pierluisi se mostró dispuesto a retar al Senado y se distanció así de las expresiones que hizo la noche del viernes, cuando dijo, durante su primera comparecencia pública tras juramentar como gobernador, que renunciaría al puesto si no conseguía que ese cuerpo legislativo lo ratificara con su voto. Afirmó entonces que, si ese fuera el caso, dejaría que la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, asumiera la gobernación por ser la próxima en la línea de sucesión.

Aunque en las nuevas expresiones el gobernador juramentado asegura que no ha dado un "reversazo" a su postura, en las nuevas declaraciones el gobernador juramentado no reiteró expresamente esa posición. 

¿Se reafirma usted en que, de no favorecerle la votación en el Senado, se retiraría del cargo como dijo el viernes?, preguntó El Nuevo Día.

“Es que veremos si se da tal votación, porque como acabo de decir, realmente al yo ser gobernador no hay una base legal para llevar a cabo una votación”, respondió Pierluisi durante una improvisada rueda de prensa tras llegar a La Fortaleza poco después de la 1:00 p.m.