Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En un segunda ronda de acusaciones, el Departamento de Justicia presentará cargos hoy contra 19 funcionarios del municipio de Guaynabo vinculados al fraude electoral primarista en esa ciudad.

El Nuevo Día supo que entre los implicados, que fueron citados a las 9:00 a.m. al Tribunal de Bayamón, figuran funcionarios con tareas de supervisión en el ayuntamiento, policías municipales y un policía estatal.

Estos funcionarios enfrentan cargos por violaciones al Código Penal por delitos que incluyen falsedad ideológica, perjurio, apropiación ilegal de identidad y archivo de documentos o datos falsos.

En la primera ronda de acusaciones en abril pasado, Justicia acusó a otros 29 funcionarios, incluyendo al comisionado de seguridad municipal, Wilfredo Martínez.

Este último sigue trabajando en la policía municipal guaynabeña, aseguran fuentes.

El escándalo

El fraude electoral en Guaynabo consistió en que empleados de confianza del alcalde Héctor O'Neill y policías municipales mintieron a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) sobre su lugar de residencia para votar en primarias a favor del hoy representante penepé Antonio “Tony” Soto.

Este era el favorito de O'Neill en la primaria contra Ángel Pérez, a quien O'Neill le había declarado la guerra públicamente.

El escándalo fue revelado por una pesquisa periodística de El Nuevo Día el 1 de mayo del año pasado.

Este diario supo que los fiscales que tienen a cargo el caso de Guaynabo también investigan un fraude similar en el municipio popular de Cataño.