Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Por ahora, la gran mayoría de la composta producida se utiliza en la finca demostrativa de TAIS, aledaña a la compostera de la empresa, en Salinas. (Archivo)

La saturación de los vertederos y la vulnerabilidad alimentaria son dos problemas que, a simple vista, no parecen relacionados. Sin embargo, una empresa puertorriqueña encontró la manera de atenderlos simultáneamente a través de un mismo esfuerzo.