Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Personal de la empresa T-Mobile trabaja con las antenas y la instalación de un generador fijo en una torre ubicada cerca de un centro comercial de Caguas. (Suministrada)
Personal de la empresa T-Mobile trabaja con las antenas y la instalación de un generador fijo en una torre ubicada cerca de un centro comercial de Caguas. (Suministrada)

Habituados a los problemas con la luz y el agua, el colapso en el servicio de telecomunicaciones, tras el paso del huracán María, tomó por sorpresa a gran parte de los ciudadanos del país.