Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La Policía en el área de Ponce tiene las manos llenas con lo que aparenta ser una pandilla de ladrones que embisten con vehículos de motor las vitrinas de las gasolineras para cometer sus robos en diversos pueblos del área sur.

Los incidentes se han reportado en Juana Díaz, Salinas y el más reciente ocurrió ayer en la urbanización Glenview de Ponce.

“Tenemos unas personas de interés en estos casos, pero no te puedo asegurar que se trata del mismo grupo”, indicó el sargento Jorge Nazario, jefe de la división de Robos en Ponce. Nazario reconoció que han vinculado a algunos sujetos con más de uno de estos robos.

A eso de las 3:40 a.m. de ayer, varios sujetos, quienes dos horas antes robaron un camión Ford-450 en Peñuelas, utilizaron el vehículo para impactar la parte frontal de una gasolinera Puma en Glenview. La colisión les permitió sustraer $21,000 del cajero automático que ubica en la gasolinera. Además, se apropiaron de 150 cartones de cigarrillos valorados en $6,870, y de $7,160 en efectivo. El establecimiento estaba cerrado al momento del incidente.

El sargento Eddie Torres, jefe de la división de Propiedad en Ponce, dijo que la agente asignada al caso entrevistó hoy al dueño del negocio y el dueño del cajero automático. Igualmente, examinaron los vídeos de seguridad.

La guagua apareció quemada horas después en el barrio Tibes de Ponce. En esa gasolinera, el 22 de mayo, unos sujetos intentaron llevarse el cajero automático, sin lograrlo, dijo Nazario.

El 22 de mayo desconocidos llegaron en una van color blanca a la gasolinera JJ Texaco, ubicada en la carretera PR-510 de Juana Díaz. A eso de las 3:45 a.m., el conductor inició la marcha en retroceso e impactó la pared de la cabina de cobro, lo que hizo un hueco.

Del vehículo bajaron unos individuos encapuchados, con vestimenta negra y armas de fuego, quienes cargaron con un cajero automático que contenía $2,000 aproximadamente. Se llevaron otros $500 en efectivo producto de las ventas y una batería del sistema de cámaras, valorada en $200. Según Nazario, los que intentaron llevarse el cajero automático en Glenview, cometieron esa madrugada el robo en Juana Díaz.

El tercer caso investigado ocurrió el 18 de mayo en la carretera PR-14, barrio Río Cañas Abajo, de Juana Díaz. A eso de las 2:00 a.m. enmascarados impactaron la caseta de cobro del negocio con una van Ford gris reportada robada en Ponce, se bajaron con armas de fuego, amenazaron al empleado, y se llevaron $900 y una caja fuerte con dinero.

El incidente que desató esta racha de robos ocurrió el 15 de mayo, en una gasolinera Puma frente a la pista de carreras Salinas Speedway. Los ladrones llegaron en una guagua minivan gris, impactaron la puerta principal del negocio, y bajo amenaza con armas de fuego despojaron a la cajera de $810 en efectivo y otros artículos de valor. Nazario explicó que esta guagua fue recuperada, se levantaron huellas y material genético que es examinado en el Instituto de Ciencias Forenses.

El vehículo fue entregado a su dueño.

Para sorpresa de la Policía, al hombre le volvieron a robar la guagua, la que fue utilizada en un escalamiento en el centro comercial Plaza Real Anón de Ponce. El vehículo fue encontrado quemado posteriormente.

Nazario enfatizó que no se vincula al dueño de esta guagua con los robos.

“Estamos en comunicación con los agentes de Aibonito y Guayama. Todos estamos trabajando en conjunto”, dijo Nazario.

Preguntado sobre si tiene alguna teoría de por qué utilizar este modo de operar para cometer los robos, Nazario indicó que embestir con vehículos la gasolineras sirve para enviar un mensaje. Igualmente facilita poder arrancar del lugar en que están establecidos los cajeros automáticos.

Nazario no quiso precisar de qué pueblo son las personas que tienen bajo la mirilla, pero confirmó que tienen récord delictivo.

“La investigación está bastante adelantada y no quiero que se nos perjudique. Hay unas pruebas que estamos esperando en Forense. Se va extender un poco por la prueba científica”, dijo.

Si tiene información que ayude a resolver estos casos puede comunicarse al 787-284-4040 y a la división de Robos con el sargento Nazario.