Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Daniel Fernández Torres fue removido de su puesto el pasado miércoles por el papa Francisco

El arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, reconoció hoy, domingo, que la destitución del monseñor Daniel Fernández Torres como obispo de la Diócesis de Arecibo ha “puesto a prueba, quizás en peligro” el catolicismo puertorriqueño, pero le pidió a la feligresía a mantenerse “unidos como una sola familia”.

💬Ver comentarios