El momento en el que administran la vacuna contra el COVID-19 a un residente de Casa Blanca Elderly Home, en Río Piedras.
El momento en el que administran la vacuna contra el COVID-19 a un residente de Casa Blanca Elderly Home, en Río Piedras. (Alexis Cedeño)

Unos 73 proveedores de salud a través de la isla ya han recibido dosis de vacuna contra el COVID-19 y han comenzado a vacunar adultos mayores de 65 años o más como parte del inicio de la fase 1-b de vacunación, aseguró este jueves la doctora Iris Cardona, directora del Programa de Vacunación de COVID-19 del Departamento de Salud.

“La lista (de proveedores) está siendo depurada. Los proveedores que han sido registrados son cerca de 300 e incluye una gama de distintas de facilidades de salud. Depuramos una lista de los que recibieron vacunas esta semana”, indicó Cardona. “La lista que queremos publicar es para que la ciudadanía pueda tener una manera efectiva de conseguir su turno o cita para ser vacunado”, subrayó.

La depuración de esa lista está en proceso desde el lunes, luego que tarde el domingo Salud publicara una lista de 56 proveedores con sus números de teléfonos y correos electrónicos, para que comenzaran a recibir llamadas de adultos mayores para orientación y citas respecto a la vacunación en los respectivos establecimientos.

Pero en general, la ciudadanía encontró que los proveedores en la lista no estaban preparados para responder preguntas como la fecha de inicio de vacunación en sus centros, en la suerte de que recibieran una respuesta en la llamada o correo electrónico.

Algunos proveedores aseguraron a este medio que recibieron un número extraordinariamente alto de llamadas y solicitudes, lo que provocó el colapso de líneas y el retraso en respuestas, aunque ya se inició tanto la otorgación de citas como el proceso de vacunación.

“Estamos haciendo el ejercicio de corroborar el número de teléfono y que tengan la capacidad de atender al público”, dijo Cardona. “Muchos de esos proveedores tienen mucho deseo de ayudar y se han movido a mejorar los procesos”, aseguró la doctora.

Salud, por su parte, continúa trabajando en un sistema uniforme de citas que incluya a todas las facilidades que estarán administrando la vacuna, aunque no hay una fecha para el lanzamiento de esa plataforma electrónica.

“La mayoría de los hospitales en Puerto Rico están cooperando, de igual manera los grupos médicos, CDT, Centros 330, alcaldes, todos quieren cooperar. La limitación más grande es la cantidad de vacunas que llega semanalmente”, sostuvo.

Del total de 42,450, unas 11,000 van directamente a la vacunación de adultos mayores que residen en centros de cuidado prolongado, administradas por las farmacias Walgreens, en su mayoría, y la cadena CVS. La Guardia Nacional almacena otras 10,000 que son administradas en sus centros regionales de vacunación y otras iniciativas, mientras las restantes 20,000 aproximadamente se reparten entre los proveedores de salud autorizados para administrar la vacuna.

Respecto a los adultos mayores en centros de cuidado prolongado, hasta el martes se habían vacunado unas 4,000 personas, entre residentes y personal en 126 facilidades, informó Cardona.