El Laboratorio Clínico Toledo, en Arecibo, se prepara para realizar pruebas de COVID-19.
El Departamento de Salud se encarga de la pesquisa.

El Laboratorio Clínico Toledo, uno de los principales laboratorios de referencia del país, ha sido blanco de al menos tres casos de fraude en resultados de pruebas de COVID-19.

“Ya (el Departamento de) Salud hizo la investigación y nos visitaron”, confirmó la licenciada Ilia Toledo, presidenta del Laboratorio Clínico Toledo.

Según indicó, se trata de casos en que personas han falsificado resultados de pruebas contra el COVID-19 efectuadas en este laboratorio.

“Hemos recibido llamadas de Salud (diciéndonos) de casos de personas que han falsificado resultados para que aceptaran a sus hijos en la escuela o por otras razones”, informó Toledo.

Advirtió que en uno de los casos escanearon el nombre del paciente, pero no cambiaron otra información personal, como el sexo ni la fecha de nacimiento, lo que ayudó a detectar la alteración del documento.

“Es delito”, reiteró Toledo, quien señaló que Salud está gestionando el procesamiento de estos casos.

Hace varios días Jesús Hernández, director de la Oficina de Investigaciones del Departamento de Salud, le informó a este diario que la agencia había identificado varios casos de este tipo.

“Tenemos varios casos (de fraude en resultados de pruebas de laboratorio) y se van a radicar (cargos) por falsificación”, dijo.

Según Hernández, estos casos surgen entre personas “inescrupulosas” que adoptan la identidad de otros para estos fines, al igual que otros simplemente no se quieren vacunar contra el virus y buscan comprar tarjetas de vacunación fraudulentas en “el mercado negro”.

Sobre la falsificación de pruebas de laboratorio, Toledo señaló que no es la primera vez que se advierte fraude de estos documentos. Entre estos, mencionó las pruebas de embarazo, así como las pruebas de laboratorio que se le exigen a participantes del Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres Embarazadas, Lactantes, Posparto, Infantes y Niños (WIC). En el caso de pruebas que exige este programa federal, advirtió que muchos alteran los resultados de hemoglobina del paciente para que puedan continuar recibiendo este beneficio.

“Esos casos se dan. Hay que estar pendientes”, dijo.

Damaris Martínez, portavoz de prensa de la Policía, comentó que oficialmente no se han radicado cargos por esta modalidad de fraude en las pruebas de laboratorio de COVID-19.

Martínez, también portavoz de prensa de Justicia, señaló que a esta agencia tampoco se ha radicado ningún caso de este tipo.

Este diario advirtió hace varios días que en Puerto Rico habían trascendido casos de falsificación de las tarjetas de vacunación de COVID-19, aunque oficialmente tampoco se han radicado querellas al respecto. Este fraude representa delito grave y conlleva pena de cárcel de hasta tres años.

💬Ver comentarios