Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Unos 90 jóvenes de ASEZ pintaron el Paseo de Diego que lucía desolado, falto de limpieza y vandalizado.
Unos 90 jóvenes de ASEZ pintaron el Paseo de Diego que lucía desolado, falto de limpieza y vandalizado. ([email protected])

Decenas de edificios del Paseo de Diego, en Río Piedras, recibieron este domingo una capa de pintura para dejar atrás el grafiti que les cubría gracias a la labor de jóvenes de la organización ASEZ perteneciente de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial y la colaboración de los senadores Miguel Romero y HenryNeumann.

“Todos los meses buscamos una manera de cómo embellecer nuestra isla, aportar. Cómo podemos a través de la limpieza ver que la criminalidad se reduce”, dijo Yusef Deliz, portavoz de la organización.

Explicó que la iniciativa de limpiar los edificios riopedrenses surgió luego de que recientemente visitaran el Capitolio y se toparan con Romero, quien les preguntó quiénes eran y por qué visitaban la Casa de las Leyes.

Unos 90 jóvenes de ASEZ pintaron el Paseo de Diego que lucía desolado, falto de limpieza y vandalizado. No todo el centro comercial -que hace unos años estaba atestado de compradores- pudo ser atendido por los jóvenes y por 50 voluntarios que trajeron los senadores.

Sin embargo, Deliz dijo que regresarían al lugar e incluso están dispuestos a repetir la iniciativa en otras áreas de San Juan.

Para el senador Romero, quien aspira a la alcaldía de San Juan en el 2020, dijo que lograron conseguir pintura y materiales donada para cubrir entre 10,500 a 12,000 pies cuadrados de espacio.

“Es un comienzo. La idea es comenzar a apoyar otros lugares donde tengamos esa necesidad. La idea también es que las personas vean lo que es un ejemplo de participación ciudadana”, afirmó el senador novoprogresista.

Romero reconoció que el lugar necesita de mayor vigilancia policiaca, más limpieza y empuje gubernamental para que la gente vuelva a frecuentarlo.

“Esto es un gran ejemplo de lo que es el broken window syndrome, el síndrome de las ventanas rotas, que ocurre en las zonas urbanas donde edificios se comienzan a vandalizar, comercios comienzan a cerrar y eso provoca que otros cierren”, explicó el legislador.