Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Cada historia familiar encierra relatos silenciados y otros que apenas pueden contarse. Una de la razones para ello es la acumulación concentrada de emociones que hace que en cada palabra descanse un mundo. Hasta que se desgarra el silencio. Así que en este 2015 que apenas comienza resuelvo contar la historia del día que supe que mi familia no era como yo pensaba, y del enigma que se me reveló póstumamente, para ver si logro descifrarlo.

💬Ver comentarios