Ángel Uriel Pagán Cadiz, de 7 años, se vacuna contra el COVID-19.
Ángel Uriel Pagán Cadiz, de 7 años, se vacuna contra el COVID-19. (teresa.canino@gfrmedia.com)

En las últimas tres semanas, desde que a principios de este mes el gobierno federal autorizó la vacunación contra el COVID-19 en la población pediátrica, 53,480 niñas y niños de 5 a 11 años residentes en Puerto Rico han sido vacunados contra el coronavirus.

El gobernador Pedro Pierluisi emitió una orden ejecutiva el pasado 15 de noviembre en la cual estableció que todo estudiante de 5 a 11 años debe haber sido vacunado con este producto en o antes del 31 de enero del 2022 para poder tomar clases presenciales, salvo casos de excepciones religiosas y de salud que apliquen.

Tomando en cuenta que en Puerto Rico hay un universo de 227,000 menores de estas edades, ya se ha alcanzado al 24% de este sector poblacional, según el Informe de Vacunas COVID-19 en Puerto Rico que diariamente actualiza la Coalición Científica de Puerto Rico. La meta del Departamento de Salud es vacunar al 95% de esta población pediátrica.

“Con lo único que ha habido que lidiar es con la ansiedad de (algunos de) los nenes, que tienen miedo a vacunarse. Pero el padre (del menor) ya viene decidido a vacunarlo (a su o sus hijos)”, manifestó Lilliam Rodríguez, presidenta y fundadora de VOCES, organización que promueve la vacunación.

Hasta principios de este mes, en Puerto Rico unos 9,215 niños y niñas de 5 a 11 años se habían contagiado con COVID-19. De esos, 95 requirieron ser hospitalizados, mientras dos fallecieron, uno de 5 años y otro de 6 años.

Dentro de los 53,480 menores de estas edades que, de acuerdo al Informe de Vacunas, ya cuentan con la primera de las dos dosis de la vacuna de Pfizer no se han reportado reacciones adversas graves, acorde al Departamento de Salud.

“Los mayores síntomas son dolor en el brazo de la inyección, dos casos de desmayo y una reacción alérgica con paciente con historial, controlada”, se informó a través de Lisdián Acevedo, portavoz de prensa de Salud.

Aclaran dudas a los padres

Según Rodríguez, en las redes sociales de VOCES se han tenido que clarificar dudas y educar sobre la vacuna que se está administrando a esta población.

La vacuna aprobada por el gobierno federal para ser administrada en estas edades es la fabricada por Pfizer-BioNTech. Sin embargo, se trata de una vacuna distinta, en un frasco y con una formulación y dosificación diferente a la recomendada a partir de los 12 años. Además de que para administrarse se usa una aguja diferente a la que se utiliza a partir de los 12 años, el tapón del frasco es naranja en lugar del violeta que tienen las que se administran desde los 12 años. Esta requiere de dos dosis, con 21 días de diferencia de una a otra.

“Muchos padres preguntan por qué es mandatoria en las escuelas (para todos los estudiantes de 5 años en adelante) y les explico que esto tiene que verse como un cinturón de seguridad, para proteger especialmente a los niños que no pueden vacunarse”, dijo Rodríguez.

Otra pregunta que ha aflorado, comentó, es porqué se está vacunando a los niños de estas edades si estos no suelen contagiarse ni mueren tanto por esta enfermedad.

“Pensar eso es una falacia. En Estados Unidos, han habido sobre 900 muertes pediátricas (por este virus) y en Puerto Rico también han habido varias (dos entre menores de 5 a 11 años)”, indicó.

Además de que la vacuna protege al vacunado al minimizar su riesgo de desarrollar complicaciones por el virus si se infecta, la vacuna provee la posibilidad de evitar contagiar a otras personas, agregó.

“Esta semana se ha bajado el ritmo (de vacunación), pero quiero entender que es porque muchos padres se han ido de viaje en el fin de semana. Lo importante es que no lo dejen para lo último (vacunar a sus vástagos)”, reiteró.

En las dos clínicas de vacunación que VOCES tiene, una en Plaza Las Américas y otra en el Mayagüez Mall, ya se han inoculado sobre 2,800 menores, informó Rodríguez, quien comentó que, a partir de la próxima semana, comenzarán a vacunar en varias escuelas del país. Mientras, mañana, sábado, comenzarán a administrar la segunda dosis a los menores que se vacunaron en cuanto se autorizó su vacuna.

Alegría por vacunarse

El doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, coincidió en que han habido algunas dudas sobre la vacuna y el proceso de inocular a menores de estas edades. Sin embargo, reiteró que la mayoría de los padres llegan seguros, con la decisión ya tomada de vacunarlos.

El pediatra relató que muchos de los menores que se han vacunado expresan su alegría de poder finalmente hacerlo, para poder compartir más en la época festiva de Navidad con sus seres queridos.

“La gente va, en general, muy contenta (a vacunarse). Y también estamos aprovechando de tratar de ponerle (la dosis de) refuerzo al papá o mamá que lo acompaña. Ya la vacuna está abierta a todo aquel de 18 años o más que quiera”, dijo Ramos.

El centro con mayor votación fue en San Juan, donde Ramos obtuvo 1,211 votos frente a 171 para Mellado. (GFR Media)
Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos (GFR Media)

“La eficacia de la vacuna baja con el tiempo. Para tener protección adecuada es necesario el refuerzo, no es opcional”, dijo.

Agregó que siempre habrá padres que “lo dejan para lo último” y estarán corre y corre en enero buscando dónde vacunar a sus hijos para que puedan continuar asistiendo a la escuela de forma presencial. Otros, agregó, no son “muy entusiastas” a la vacunación y están retrasando el proceso de vacunar a sus hijos.

El galeno recordó que el Colegio de Médicos Cirujanos tiene una clínica de vacunación contra el COVID-19 en el Mall of San Juan, donde están administrando vacunas tanto a adultos como a menores.

De acuerdo con información de Salud, alrededor de la isla hay 326 proveedores certificados para administrar esta vacuna. En cada municipio, dijo Acevedo, hay por lo menos un proveedor vacunando.

Mientras, según el Informe de Vacunas COVID-19 en Puerto Rico, hasta el 24 de noviembre ya 400,367 personas se habían puesto el “booster” o dosis de refuerzo contra este virus. De acuerdo con este análisis, en la isla hay 1,194,449 personas con las dosis previas completas, por lo cual están en necesidad del refuerzo.

La dosis de refuerzo se recomienda a todo adulto de 18 años en adelante que haya recibido la segunda dosis de Pfizer o Moderna hace, al menos, seis meses. En el caso de los vacunados con Janssen, pueden recibir el refuerzo dos meses después.

“La experiencia mía es que los padres están bastante tranquilos (de vacunar a sus hijos contra el virus). Al no escuchar que han habido efectos secundarios (de la vacuna en menores de 5 a 11 años), están bien motivados a vacunarlos (a sus hijos), incluso muchos están esperando a tener la edad (mínima para vacunarse, que es a partir de los cinco años) para vacunarlos”, sostuvo Carmen Suárez, presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría.

La pediatra admitió que algunos padres temen vacunar a sus hijos. No obstante, comentó que la mayoría está receptivo a escuchar sobre los beneficios de que los menores reciban este producto.

“Si uno les explica y toma el tiempo para educarlos (sobre esta vacuna), entienden”, dijo.

El COVID-19 también afecta a los pequeños

Entre las preguntas que más han surgido, Suárez indicó que muchos inquieren por qué si la mayoría de los menores contagiados no presentan complicaciones al virus aún así hay que vacunarlos.

“Les digo que, además de que pueden transmitirle (el virus a otros), se han reportado muertes y hospitalizaciones, incluso de tratamiento intensivo, en estas edades”, señaló.

Según datos de Salud, ayer habían cuatro menores hospitalizados con COVID-19 en Puerto Rico, uno en cuidado intensivo.

“Los (padres) que estaban más desesperados de vacunar a sus hijos (de 5 a 11 años) ya los vacunaron o tienen una cita pendiente (para inmunizarlos próximamente). La tendencia es que se están vacunando”, reiteró.

En Estados Unidos, hay 28 millones de menores de 5 a 11 años que pueden ser vacunados. Datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) advierten que 2 millones de niños y niñas de estas edades se han contagiado con COVID-19, de los cuales 8,000 necesitaron tratamiento hospitalario y una tercera parte cuidado intensivo. Además, se han reportado unas 170 muertes por el virus en estas edades.

Sin embargo, una encuesta de Kaiser Family Foundation reveló que solo una tercera parte de los padres de los menores de este sector poblacional permitirían que estos se vacunen. En Puerto Rico, sin embargo, el panorama parece ser distinto.

“He visto a la gran mayoría de los papás ansiosos porque el proceso (de vacunar a estos menores) comenzara. Ha habido buena acogida, en gran parte porque esto (la vacunación pediátrica) está ligada al regreso ‘full’ a clases (presenciales)”, dijo la infectóloga pediátrica Sanet Torres.

Torres comentó, no obstante, que ha habido cierta preocupación en algunos padres por la posibilidad de que los menores desarrollen miocarditis o inflamación del músculo cardíaco. Sin embargo, Torres resaltó que los casos que se han visto han sido entre adolescentes, no en niños.

De millones de vacunas administradas en Puerto Rico, dijo, los efectos adversos han sido ínfimos.

Según el Informe de Vacunas COVID-19 en Puerto Rico, al 24 de noviembre se habían administrado 5,252,878 vacunas en la isla, a un ritmo de 87,509 semanales.

De acuerdo con este documento, ya han surgido 83,067 casos, 4,537 hospitalizaciones y 1,218 muertes por COVID-19 entre no vacunados. Entre los vacunados con los productos de Pfizer/BioNTech, Moderna y Janssen, han habido 190 fatalidades.

A vacunar

“El ritmo (de la vacunación pediátrica) no ha estado mal. Es que la logística es diferente porque es un ‘vial’ (frasco) distinto con unas precauciones que hay que tomar. Además, no todos los centros de vacunación están atendiendo casos pediátricos y a esto se une la cantidad de adultos que necesitan refuerzo (de la vacuna)”, dijo.

El que la vacunación del refuerzo corra de forma paralela a la vacunación pediátrica podría retrasar el proceso, opinó Torres.

La infectóloga pediátrica estimó que puede que hayan muchos padres que quieran aprovechar los días festivos de esta temporada para vacunar a sus hijos.

Hoy, reanudan sus labores los centros de vacunación que el Colegio de Médicos Cirujanos tiene en el Mall of San Juan y los centros de vacunación de VOCES en Plaza Las Américas y en el Mayagüez Mall, labores que fueron interrumpidas ayer por la celebración de Acción de Gracias.

Rodríguez, de VOCES, informó que sus clínicas solo cerrarán del 24 al 26 de diciembre, así como del 31 de diciembre al 2 de enero. Agregó que habrá una clínica de vacunación masiva el próximo 2 de diciembre en el municipio de Río Grande, donde se movilizarán estudiantes de varias escuelas del área.

“Yo lo que puedo decir, de mi parte, es que obviamente todo niño o niña que desee una educación presencial, pues debe ser vacunado. Claro está, siempre hay algunas excepciones. Por ejemplo, condiciones médicas es una”, informó el gobernador hace varias semanas, cuando inició la vacunación pediátrica en la isla y se informó de la obligatoriedad de la vacuna para retomar clases presenciales.

La inoculación de los menores de 5 a 11 años se da luego de que la Administración federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobara a principios de este mes el uso de emergencia de la dosis fabricada por Pfizer/BioNTech en menores de estas edades. Luego, vino el aval del comité asesor de los CDC y, finalmente, el de su directora, la doctora Rochelle Walensky.

Según la orden ejecutiva emitida por el gobernador el 15 de noviembre, los estudiantes con alguna exención no necesitarán hacerse una prueba de COVID-19 y pueden estar de forma presencial en las escuelas. De no estar vacunados ni tener exención, sin embargo, solo podrán recibir educación virtual u otro método alterno.

“Si por alguna razón no se vacunan, siempre podemos proveerle la educación a distancia, que como yo he dicho no sustituye la presencial”, afirmó Pierluisi sobre las clases en las escuelas públicas.

💬Ver comentarios