Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En el área  médica del refugio de Peñuelas, ayer había una fila de personas esperando por ser evaluadas.
En el área médica del refugio de Peñuelas, ayer había una fila de personas esperando por ser evaluadas. (Ramón “Tonito” Zayas)

Peñuelas - Una semana después del terremoto de 6.4 de magnitud que sacudió al país y su secuela de réplicas, la necesidad de servicios médicos, tanto para la salud física como mental, es más que evidente en el suroeste del país.

💬Ver comentarios