Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

LOÍZA - decenas de vecinos del sector Piñones, en Loíza, enterraron simbólicamente ayer el proyecto Costa Serena, con una procesión por la Carr. PR-187.

La caminata, sazonada con la canción “Panteón de amor”, culminó en las instalaciones de la Corporación Piñones se Integra (COPI), con el reclamo de sus organizadores y miembros de la comunidad de enterrar definitivamente ese proyecto “nefasto” para la zona.

Días atrás, el Tribunal Supremo denegó la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que la Junta de Calidad Ambiental (JCA) emitió en el 2006, para dar luz verde al proyecto de desarrollo de PFZ Properties.

Los manifestantes reclaman a Pedro Nieves, presidente de la JCA, que deniegue la DIA sometida para el proyecto, por ser inconstitucional y tener información obsoleta. Solicitan al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) que continúe la expropiación de los terrenos al precio establecido de $5 millones, no los $32 millones que los dueños exigen.

Carmen Guerrero Pérez, portavoz del proyecto Iniciativa para un Desarrollo Sustentable (IDS), criticó la insistencia del gobierno de Luis Fortuño de revivir el proyecto descartado por la administración anterior.

“Este proyecto estaba enterrado pero Fortuño, a través del secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, ha querido exhumarlo”, dijo.