Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La gobernadora Wanda Vázquez.
La gobernadora Wanda Vázquez. (Teresa Canino Rivera)

La gobernadora Wanda Vázquez Garced advirtió este lunes que hará más restrictivo el toque de queda si no se toma con seriedad y como una amenaza real a la salud el coronavirus que hasta el momento ha infectado a cinco personas en Puerto Rico y mantiene a otras cuatro en espera de los resultados de la prueba para su diagnóstico.

“Si la gente no respeta y la gente se cree que esto es broma y no lo ven con seriedad, se cierra todo. Te cancelo tu licencia para negocios, patentes. No puedes vender bebidas alcohólicas y te expones a la multa”, dijo la gobernadora en entrevista con El Nuevo Día.

De alguna manera la gente tiene que entender la peligrosidad que tenemos encima, que hemos podido tenerlo controlado. Pero un irresponsable que le pegue esa enfermedad a un miembro de su familia… por ahí se sigue regando y nosotros no tenemos forma de controlarlo. Y se convierte en lo que ha sucedido en otros países”, agregó.

Posibles las multas

La gobernadora recordó que la Ley 20 del 2017 permite al gobierno multar -por hasta $5,000- y hasta imponer una reclusión de seis meses a quien violente un toque de queda en medio de una emergencia. El estatuto permite imponer ambas cosas: multas y reclusión.

Sin embargo, Vázquez Garced dijo que ha visto, hasta el momento, que la gran mayoría de los comercios y de los puertorriqueños han obedecido la orden ejecutiva que emitió ayer. El decreto establece un toque de queda en el que nadie puede estar fuera de sus hogares de 9:00 p.m. a 5:00 a.m. hasta el 30 de marzo como medida preventiva para reducir los contagios del coronavirus COVID-19 entre la población.

Mientras, todos los comercios de Puerto Rico que no están relacionados al sector de alimentos y salud deben cerrar operaciones hasta el próximo 30 de marzo.

Las actividades comerciales sujetas a un cierre total hasta el 30 de marzo son: centros comerciales, cines, discotecas, salas de concierto, teatros, salones de juego, casinos, parques de atracciones, gimnasios, bares o “cualquier lugar análogo” o evento “que propicie la reunión de un grupo de ciudadanos en el mismo lugar”. El cierre de dos semanas aplicará también a todas las operaciones de gobierno, a excepción de servicios esenciales.

Puntualizó que aquellos que han incumplido con el decreto son la minoría y “voy a pensar que como es la primera vez que tenemos una medida como esta, que es drástica, (debemos) dar la oportunidad de que se orienten”.

“Estoy dando esa oportunidad para el día de hoy. Ya mañana todo el mundo tiene que estar en su propiedad. Excepto aquellos funcionarios y aquellas empresas que están exentas por la orden ejecutiva. No podemos dar espacio a que haya contagio y propagación”, afirmó la gobernadora.

Solo están exentos del toque de queda, entre las 5:00 a.m. a 9:00 p.m., las personas que vayan a adquirir suministros como alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; ir a citas médicas u hospitales; acudir a su lugar de trabajo en aquellas agencias públicas o entidades privadas que provean servicios esenciales; cuidar a personas de la tercera edad o acudir a instituciones financieras.

La gobernadora reconoció que el COVID-19 tendrá un impacto económico en la isla, cuya cuantía no pudo precisar al momento. Dijo que más adelante se proveerán ayudas estatales y federales para los comercios y los patronos por lo que los urgió a guardar evidencia de sus gastos y pérdidas.

Llamado a las empresas privadas y cierre de colegios

Vázquez Garced instó a las empresas privadas a pagarle a sus empleados aun cuando no estén trabajando y siempre y cuando sus finanzas se lo permitan.

“En el caso de empleados del gobierno, (las ausencias) no son cargadas a ninguna licencia”, dijo.

“Habrá medidas más adelante para compensar las pérdidas, pero si los ciudadanos y las empresas no ven la peligrosidad, vamos a tomar unas medidas como es (eliminar) licencias de rentas internas, patentes. (Impondríamos) multas. Y nos arriesgamos a que haya un cierre sin excepciones . Ahí sí que van a haber pérdidas y es bien drástico. No quiero llegar a eso, pero si es necesario para salvar a nuestro pueblo, lo voy a hacer”, reiteró.

Dijo que, de ser necesario, creará “un grupo de impacto para verificar que se esté cumpliendo con la orden” ejecutiva.

Vázquez Garced tampoco precisó cuántas personas finalmente serán contagiadas. Destaco que, al momento, hay cinco personas confirmadas y otras cinco sospechosas que esperan por los resultados de la prueba diagnóstica, la que ya está disponible en la isla.

“Vamos a ver cómo evolucionan estos resultados. Si nosotros vemos que los resultados la mayoría da negativo, pues vamos quizás suavizando las reglas. Pero si hay positivos en estas muestras, tenemos que reforzar las medidas para proteger a los ciudadanos”, apuntó.

Posible cierre del espacio aéreo

La gobernadora adelantó que trabaja un borrador para solicitarle a la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) que permita al gobierno de Puerto Rico, de ser necesario, cerrar el espacio aéreo. Desde el viernes, el gobierno de la isla impide la entrada de cruceros a sus muelles, recordó la primera ejecutiva.

“El espacio aéreo es más difícil. Lo controla el gobierno federal. Pero por eso es que activamos la Guardia Nacional para crear estas estaciones de cernimiento médico para evaluar todos los pasajeros que llegan”, explicó.

Los oficiales de la Guardia Nacional comenzarán mañana, martes, con los cernimientos puesto que hoy colocaron el andamiaje necesario para realizar esta labor, dijo la gobernadora. Estimó en $7 millones el gasto en el que ha incurrido el gobierno -del Fondo de Emergencia que tiene $160 millones- para lidiar con la amenaza que representa el COVID-19.

Entretanto, Vázquez Garced enfatizó que las ferreterías, tiendas agrícolas, de pesca, así como los negocios vinculados a la industria automotriz deben estar cerradas.

“Todos esos, en su inmensa mayoría, tienen que estar cerrados”, afirmó.

Sostuvo lo mismo sobre los colegios privados.

“La potencialidad (de contagio) es todo el mundo”, enfatizó la gobernadora, quien reconoció que su preocupación principal es evitar el contagio con el virus.

“Es la vida. Lo económico lo podemos trabajar con la Junta (Supervisión Fiscal), con balancear el presupuesto, pero después que pierdas un familiar, eso no lo podemos recuperar. Quiero evitar una sola muerte”, sostuvo.

La gobernadora dijo que en medio de la amenaza que representa el coronavirus, está evaluando varias personas como candidatos a secretario de Salud.

“Eso es apremiante”, sostuvo.

Tras pedirle la renuncia a Rafael Rodríguez por su pobre desempeño con la emergencia que ha desatado el coronavirus, la gobernadora dejó a cargo a la subsecretaria de Salud, Concepción Quiñones de Longo.



💬Ver comentarios