Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Alberto Rodríguez aprovechó sus conocimientos como electricista y utiliza baterías de autos, placas solares y un generador eólico para tener luz en su hogar  las 24 horas, lo que necesita para cuidar a su esposa.
Alberto Rodríguez aprovechó sus conocimientos como electricista y utiliza baterías de autos, placas solares y un generador eólico para tener luz en su hogar las 24 horas, lo que necesita para cuidar a su esposa. (Gerald López Cepero)

Yabucoa - A un mes de que el huracán María dejara a Puerto Rico a oscuras, Alberto Rodríguez se encontró en una encrucijada cuando su esposa, Mireya Sepúlveda, sufrió un tercer derrame cerebral el pasado 20 de octubre.

💬Ver comentarios