Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Alberto Figueroa, nuevo obispo de Arecibo.
Alberto Figueroa, nuevo obispo de Arecibo. (Especial El Nuevo Día / Miguel Rodríguez)

Arecibo - “A donde no hay amor, pon amor y sacarás amor”. Con esta frase de San Juan de la Cruz, el nuevo obispo de Arecibo, Alberto Figueroa Morales, buscará sanar las divisiones y “heridas” que pudieran existir en el interior de la diócesis luego que en marzo pasado el papa Francisco destituyera al monseñor Daniel Fernández por resistirse a las reformas que busca implementar el Vaticano —que requiere que los obispos actúen de forma colegiada a través de conferencias episcopales— y desafiar la orden de tener en el país un seminario interdiocesano.

💬Ver comentarios