Culiacán, capital del estado mexicano de Sinaloa, fue escenario de intensos tiroteos y revueltas tras la detención, el pasado 17 de octubre, de Ovidio Guzmán. (EFE)

La captura y posterior liberación de Ovidio Guzmán, el hijo de "El Chapo", el 17 de octubre pasado, sigue generando polémica y sobre todo violencia en la ciudad mexicana de Culiacán, en el estado de Sinaloa.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado informó a través de un comunicado, también difundido en las redes sociales del organismo, que un policía que participó en el operativo fallido de la captura Ovidio fue acribillado con más de 150 disparos.

Las autoridades informaron que el agente, solo identificado como Eduardo N., de 32 años, se desempeñaba como escolta del subsecretario de la Policía Estatal Preventiva.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Cristóbal Castañeda Camarillo, explicó a la prensa que Eduardo no estaba trabajando el día del operativo contra el hijo de "El Chapo" Guzmán, pero que al enterarse de la magnitud de los hechos se ofreció a ayudar a sus compañeros: “Es mi deber aclarar que el día 17 este elemento se encontraba franco (libre); ante la situación donde se encontraba en riesgo la sociedad sinaloense y sus propios compañeros, no obstante que se presentaba franco, él se presentó a laborar ese día", dijo el funcionario.

Conferencia de Prensa del Secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, Cristóbal Castañeda Camarillo y el Subsecretario de Seguridad, Carlos Alberto Hernández Leyva.

Posted by Seguridad Pública Sinaloa on Wednesday, November 6, 2019

El policía fue asesinado tras un ataque armado que se registró afuera de un centro comercial en Culiacán. De acuerdo a las investigaciones policiales, varios sujetos comenzaron a dispararle hasta matarlo.

El agente quedó dentro del vehículo Nissan Sentra que se conducía. Durante una inspección de la escena del sangriento hecho, se encontraron 155 casquillos, un arma larga y una radio.

En las imágenes del crimen (no publicadas debido a que pueden herir la sensibilidad del lector), captadas por cámaras de seguridad, se puede ver cómo el policía estaciona su automóvil e inmediatamente después se posiciona a su izquierda otro automóvil de color rojo, del cual descienden tres personas armadas que ejecutan al agente.

Culiacán, capital del estado mexicano de Sinaloa, fue escenario de intensos tiroteos y revueltas tras la detención, el pasado 17 de octubre, de Ovidio, uno de los hijos del capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, quien luego fue liberado para reestablecer la paz, según informaron desde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.


💬Ver 0 comentarios