Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La gente continúa dejando ofrendas florales en el lugar de la matanza. (AP)

Christchurch, Nueva Zelanda — Los angustiados familiares esperaban ansiosos hoya que las autoridades les entregasen los restos de mortales de las víctimas de las masacres en dos mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch, mientras la policía anunció que el número de víctimas de los ataques racistas subió a 50 personas.


💬Ver 0 comentarios