Empleados de una funeraria realizan el entierro de una persona que falleció a causa de la COVID-19 en el cementerio de Caju, en la zona norte de Río de Janeiro (Brasil). (EFE/ Antonio Lacerda)

Sao Paulo - Brasil alcanzó los 10,627 muertos por coronavirus, después de que registrara 730 fallecimientos en las últimas 24 horas, según los datos divulgados este sábado por el Ministerio de Salud.

Las autoridades sanitarias contabilizaron además 10,611 nuevos contagios, con lo que el total de casos confirmados ascendió a 155,939 en el país sudamericano.

Brasil se ha convertido así en el sexto país del mundo a superar los 10,000 fallecidos y con más muertes, por detrás tan solo de Estados Unidos, Reino Unido, Italia, España y Francia, de acuerdo con los datos compilados por la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Aunque el número diario de decesos ha caído levemente frente al récord alcanzado la víspera -de 751 muertos en una sola jornada- se trata del segundo día consecutivo que la cifra de fallecidos en tan solo un día se ubica por encima de los 700.

Según el boletín de la cartera de Salud, 61,685 brasileños ya se recuperaron de la enfermedad, lo que representa el 39.6 % del total de casos notificados, mientras que otros 83,627 pacientes siguen bajo acompañamiento médico.

El estado de Sao Paulo, la región más poblada del país, con unos 42 millones de habitantes, sigue a la cabeza de las notificaciones, con 3,608 decesos y casi 45,000 infectados por el coronavirus.

El segundo estado más azotado por la pandemia es Río de Janeiro, que concentra 1,653 fallecidos y unos 17,000 casos confirmados.

Frente al colapso del sistema hospitalario, la Gobernación fluminense inauguró este sábado el hospital de campaña instalado en el mítico estadio del Maracaná, que tendrá 400 camas para pacientes contagiados por el coronavirus.

En una visita a la ciudad de Río de Janeiro, el ministro de Salud, Nelson Teich, afirmó que las autoridades buscan una "acción integrada contra la enfermedad" y avanzan en la "atención a las necesidades de salud de la población".

Ya en el norte del país, el amazónico estado del Pará llegó hoy a los 578 muertos y roza los 7,000 casos, por lo que sigue como una de las situaciones más delicadas del país.

Este escenario llevó a que la Gobernación decretara el confinamiento absoluto de la población en la capital regional, Belem, y otros 9 municipios de la región.

Asimismo, diversas ciudades brasileñas igualmente han anunciado que adoptarán el llamado "lockdown" a partir de la próxima semana, entre ellos los municipios de Niteroi y Sao Gonçalo, en la región metropolitana de Río, y Salvador, capital del estado de Bahía, en el empobrecido nordeste brasileño, una de las regiones en la que más avanza la pandemia en este país de 210 millones de habitantes.


💬Ver 0 comentarios