Sede de Gilead Sciences Inc. en Foster City, California. (AP/Paul Sakuma)

Beijing — Científicos de la ciudad que está en el centro del brote de coronavirus en China solicitaron patentar un medicamento elaborado por la compañía estadounidense Gilead Sciences Inc. para tratar la enfermedad, lo que posiblemente avive el conflicto por las políticas en materia de tecnología que dieron pie a la guerra arancelaria entre Washington y Beijing.

El Instituto de Virología Wuhan, dirigido por el gobierno, dijo esta semana que solicitó la patente en enero junto con un laboratorio militar. Un comunicado del instituto reconoció que había "barreras de propiedad intelectual", pero que actuaba para "proteger los intereses nacionales".

Darles a sus propios científicos una patente podría otorgarle influencia al gobierno chino en las negociaciones para pagar por el medicamento, pero también podría intensificar las quejas de que Beijing abusa del sistema regulatorio para presionar a compañías extranjeras a entregar tecnología valiosa.

El jueves, la agencia de noticias oficial Xinhua, dijo que las pruebas clínicas del medicamento, remdesivir, estaban por comenzar.

Gilead, con sede en Foster City, California, dijo que solicitó en 2016 una patente china para utilizar remdesivir contra los coronavirus y espera una respuesta. La familia del coronavirus incluye al novel coronavirus 2019, o 2019-nCoV, responsable del brote en Wuhan.

"Gilead no tiene influencia sobre si una oficina de patentes emite una a los investigadores chinos", dijo Ryan McKeel, un vocero de la compañía. "Su solicitud fue presentada más de tres años después que la de Gilead, y será considerada en vista de lo que se conoce del compuesto y las solicitudes de patente pendientes".

El instituto dijo que su solicitud fue presentada el 21 de enero. Dos días después, las autoridades chinas suspendieron gran parte del acceso a la ciudad con casi 11 millones de habitantes. El bloqueo se ha extendido a las ciudades circundantes y a algunas en otras provincias, aislando a unos 60 millones de personas en las medidas más extensas en la historia implementadas por una enfermedad.

Bajo las leyes de la Organización Mundial del Comercio, China tiene el derecho de declarar una emergencia y forzar a una compañía a autorizar una patente para proteger al público. Esto requeriría que se pague una cuota por la licencia que se considere justa en precio de mercado.

El gobierno podría evitar la cuota si la patente se otorgara al instituto Wuhan, parte de la Academia China de Ciencias.

Médicos en un hospital en el norte de Seattle utilizaron remdesivir para tratar al primer paciente de Estados Unidos con el nuevo virus. La compañía dijo que proporcionó el medicamento para uso deemergencia a un pequeño número de pacientes con el virus Wuhan "a falta de cualquier opción de tratamiento aprobado".


💬Ver 0 comentarios