Un misil es disparado desde un submarino norcoreano frente a la ciudad costera oriental de Wonsan, en Corea del Norte. (Korea News Service vía AP)

Corea del Norte confirmó este jueves que lanzó un nuevo misil desde un submarino y aseguró que el ensayo es un "logro importante" frente a las amenazas de "fuerzas externas".

La agencia oficial del régimen de Pyongyang, KCNA, confirmó así las versiones que habían sido difundidas el miércoles desde Corea del Sur sobre este lanzamiento de un misil balístico desde un submarino (SLBM), aunque no dio detalles de su trayectoria.

El lanzamiento del miércoles fue el primero de Corea del Norte desde un submarino en tres años, y se efectuó antes de la reanudación el fin de semana de diálogos diplomáticos con Estados Unidos. Algunos expertos afirman que Corea del Norte quiere mostrar a Estados Unidos lo que podría suceder si las conversaciones fallan otra vez.

KCNA también señaló de que se trata de la tercera versión de su misil Pukguksong (Estrella Polar) y dijo que el lanzamiento se hizo desde la bahía de Wonsan, en la costa oriental norcoreana.

El ensayo fue realizado por la Academia de Ciencias de la Defensa de Corea del Norte, pero estuvo ausente el líder del régimen de Pyongyang, Kim Jong-un, aunque sí envió "cálidas felicitaciones" al equipo responsable, según la información oficial.

Según informó el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, el misil fue disparado a las 7:11 a.m. hora local del miércoles, alcanzó una altura máxima de 910 kilómetros (565 millas) y voló 450 kilómetros (279 millas) hacia el este.

La información de KCNA indica que el misil voló en un "modo vertical" con el fin de incrementar su altura. Si hubiera tenido una trayectoria balística normal habría recorrido una distancia mayor.

El proyectil, de acuerdo con informes del gobierno de Tokio, se separó en dos secciones y una de ellas cayó en aguas de la zona económica exclusiva de Japón, lo que motivó una protesta del gobierno de Shinzo Abe.

Al dar cuenta de este lanzamiento, KCNA dijo que el ensayo no tuvo ningún "impacto negativo" en la seguridad de los países vecinos.

La agencia oficial señaló que esta prueba es un "logro importante" por el "gran significado" que tiene en la estrategia del régimen de Pyongyang para contener las amenazas de las "fuerzas externas" y sus intentos por potenciar su poderío militar.

Funcionarios de Corea del Norte y Estados Unidos se reunirán el sábado para reanudar las gestiones diplomáticas sobre cómo poner fin a la crisis nuclear de Pyongyang. Los avances sobre el programa nuclear norcoreano continúan estancados después de la fallida cumbre de febrero entre el presidente Donald Trump y el gobernante norcoreano Kim Jong-un en Vietnam.

Aunque Estados Unidos no ha confirmado aún las fechas, aunque sí ha anticipado que en los próximos días se realizarán las consultas.

Corea del Norte advirtió en fecha reciente que sus tratos con Estados Unidos podrían terminar si Washington no presenta en diciembre nuevas propuestas sobre el tema nuclear.


💬Ver 0 comentarios