Kim Jong-un visita el astillero donde se encuentra el submarino Sinpo-C, de fabricación norcoreana. (EFE)

Imágenes tomadas esta semana por satélite y analizadas por un instituto especializado muestran actividad en el centro de desarrollo de submarinos de Corea del Norte, una nueva muestra del interés del régimen por mejorar su flota con sumergibles capaces de disparar misiles balísticos.

Un análisis del estadounidense Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) publicado este miércoles a partir de unas fotografías tomadas el 26 de agosto subraya la existencia de actividad en el astillero sur de Sinpo (costa oriental norcoreana).

Se cree que es en este astillero -considerado el principal centro de desarrollo de submarinos del régimen- donde se ha fabricado el llamado Sinpo-C.

Pyongyang lo presentó en sociedad a finales de julio, cuando publicó unas imágenes del líder Kim Jong-un visitando un dique seco en el que se encuentra este sumergible.

Este nuevo submarino, bautizado Sinpo-C por la comunidad de analistas de inteligencia, se basa en el Sinpo, modelo experimental (no operativo) con el cual Corea del Norte logró lanzar por primera vez un misil balístico desde un submarino (SLBM) en agosto de 2016. 

El Sinpo-C tiene mayor envergadura que el primer modelo, algo que respondería a su capacidad para llevar consigo varios proyectiles balísticos (el Sinpo solo tiene capacidad para cargar un misil).

El informe del CSIS advierte de la presencia en los muelles de Sinpo de una embarcación de apoyo fondeada junto a una plataforma de lanzamiento sumergible como la que ha empleado anteriormente Corea del Norte para realizar las pruebas preliminares de SLBM, que antes de equiparse en los submarinos se disparan desde estas plataformas.

La embarcación de apoyo es la que se emplea para remolcar la mencionada plataforma mar adentro, donde se realizan los lanzamientos de prueba.

Aún así, y pese a que las imágenes muestran también la presencia de grúas y de un grupo de personas congregadas en dicho muelle, "no existen pruebas evidentes" de que se vaya a realizar una de estas pruebas "en un futuro cercano", según destaca el CSIS.

A la presentación del Sinpo-C este verano se ha sumado varios lanzamientos de misiles balísticos de corto alcance por parte de Corea del Norte en un momento en el que el diálogo con Washington sobre desnuclearización sigue estancado.

Las negociaciones entre ambos no avanzan desde la fracasada cumbre de Hanói de febrero, y en los últimos meses no ha habido progresos pese al encuentro improvisado que mantuvieron en junio en la frontera intercoreana Kim Jong-un y el presidente estadounidense, Donald Trump.


💬Ver 0 comentarios