Castaway Cay es la paradisíaca isla privada de 1,000 acres de Disney Cruise Line, en Bahamas. (Disney Cruise)

El huracán Dorian irrumpió en las Bahamas con todas sus fueras este domingo. Como consecuencia de esto, la empresa Disney Cruise Line está en la mira de la opinión pública. 

Es que la compañía de cruceros enfrenta duras críticas por no desalojar a los empleados de su isla privada, Castaway Cay, ubicada en el perímetro de las Islas Abaco y Grand Bahamas, y donde se  registraron vientos sostenidos de 185 mph y ráfagas de 220 mph.

Un tuit de un familiar de una empleada de Disney Cruise Line publicado por el diario Miami Herald encendió las alarmas. “Mi hermana está en el medio de un huracán Categoría 5. Les habían dicho que evacuarían y no lo hicieron, ¿por qué?", decía Meg Green, aunque el tuit ya fue borrado de la red social.

Green se refería a Castaway Cay, la paradisíaca isla privada de 1,000 acres de Disney Cruise Line, en Bahamas, donde 97 empleados viven todo el año. Localizada muy cerca de Great Abaco Island, el ojo del huracán Dorian, fenómeno que alcanzó hasta 185 millas por hora en el área, no pasó directamente por ella, aunque sí por Marsh Harbour, muy cerca de allí.

Por su parte Kim Prunty, vicepresidenta de comunicaciones y asuntos públicos de Disney Cruise Line, respondió al tuit:

“Entiendo tu preocupación, ya que son nuestros compañeros de trabajo. Castaway Cay está al sur de las condiciones climatológicas más significativas. Disney Cruise Lines está en contacto regular con el liderazgo de la isla y todos están a salvo. El pronóstico muestra vientos con fuerza de tormenta tropical, que es lo que hay ahora. Existen amplias medidas para mantener a la tripulación segura. Un refugio en la isla alberga a toda la tripulación y está abastecido con un suministro abundante de alimentos y agua", contestó.

La empresa también se encargó de publicar en su web un comunicado en el que afirma que "muchos de nuestros huéspedes han hecho preguntas sobre Castaway Cay. Parte de nuestra tripulación permaneció en la isla y su cuidado y seguridad es nuestra máxima prioridad. Estamos en contacto regular con el liderazgo de la isla, que se asegura de que nuestra tripulación esté bien cuidada en nuestro refugio contra tormentas, que está diseñado para este tipo de situaciones y tiene baños, electricidad y está bien abastecido con alimentos y agua”.

Según publica el diario Orlando Sentinel, Disney declaró este lunes que los empleados pudieron abandonar el refugio el domingo por la noche y regresar a su área de vivienda, que no vio daños.

El Centro Nacional de Huracanes informó que los vientos con fuerza de huracán se extendieron 45 millas desde el centro del fenómeno atmosférico cuando golpeó el domingo por la tarde con vientos de fuerza de tormenta tropical que se extendieron 140 millas.

Además de Disney, varias islas pequeñas y cayos de las Bahamas son propiedad de las líneas de crucero que invierten cantidades millonarias en ellas, como Royal Caribbean (que acaba de remodelar CocoCay), Princess Cruises y Norwegian Cruise Line. MSC Cruises está en plena construcción de Ocean Cay

Marine tenía previsto inaugurar sus primeras instalaciones en noviembre.


💬Ver 0 comentarios