El edificio Mónaco se había convertido en uno de los lugares clave para el narcoturismo en la ciudad de Medellín. (Instagram)

Este viernes será inaugurado en la ciudad colombiana de Medellín el "Parque Inflexión", un espacio destinado a recordar a las víctimas del narcotráfico en Colombia, entre los años 1983 y 1994.

El nuevo espacio verde se encuentra enclavado en el predio en donde se levantaba el mítico edificio Mónaco, uno de los símbolos más representativos del narcotraficante colombiano y jefe del cártel de Medellín, Pablo Emilio Escobar.

La ceremonia de inauguración estará encabezada por el presidente de Colombia, Iván Duque, y por el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

Según informó la cadena Caracol, cerca de 10 meses después de la implosión controlada del edificio Mónaco se llega a la conclusión del Parque Inflexión. Las obras iniciaron en junio de este año luego de la implosión controlada del inmueble, el pasado 22 de febrero.

Según el medio, la Alcaldía de Medellín adjudicó un contrato para la construcción del parque al Consorcio APVV, conformado por las firmas Construcciones AP SAS y Vías y Viviendas SAS, por un valor de 4,800 millones de pesos colombianos (casi 1.5 millones).

“El diseño es el aprobado en abril por el Departamento Administrativo de Planeación. El terreno tendrá una intervención de 5,163 metros cuadrados y comprende la construcción de zonas verdes con árboles y vegetación de menor tamaño, un muro memorial, monolitos conmemorativos, una gradería urbana, bancas, bahías de parqueo, entre otros”, informó en su momento la empresa de desarrollo urbano.

Según detalla el diario El Colombiano, hasta hoy solo el Museo Casa de la Memoria, en Medellín, tenía en sus salas colecciones alusivas a este tema, pero nunca de las proporciones que tiene el nuevo parque. Uno de los pocos monumentos con los que cuenta la ciudad (Medellín) para homenajear a víctimas de la violencia es el de “Los niños de Villatina”, ubicado en el Parque del Periodista y dedicado a ocho menores de edad y un joven masacrados hace 27 años.

Sebastián Londoño, asesor de la dirección general del Centro Nacional de Memoria Histórica, dijo al medio que el proyecto es fundamental, porque no se limitó a reemplazar un lugar por otro, sino que fue más allá de un cambio arquitectónico y se centró en resignificar el espacio.

“Lo que se vivió en las décadas de los 80 y 90 fue complejo. Se dieron cruces entre la legalidad y la ilegalidad, y el edificio Mónaco era un símbolo del poder violento y mafioso, de una época y de una forma de comportarse legitimada por sectores sociales, pero que ahora, con Inflexión, tendrá otra narrativa que no desconoce la historia, sino que nos lleva a la reflexión”, explicó Londoño.

Más de 46,000 víctimas de la violencia de la guerra entre los carteles del narcotráfico serán recordadas en este espacio, que busca propiciar el encuentro, recuperar la memoria y hacer una reflexión para que esta historia no se repita.

El edificio Mónaco se había convertido en uno de los lugares clave para el narcoturismo en la ciudad de Medellín. Sin embargo, para muchos colombianos esta construcción segía siendo el símbolo de la sanguinaria guerra que dejó el narcotráfico en la época de Pablo Escobar entre los carteles de Medellín y Cali, y de la que fueron víctimas miles de personas inocente.


💬Ver 0 comentarios