La mayor parte de los guantes se fabrican en Malasia. (Bloomberg)

El mundo se encamina a una escasez de guantes inminente, agravada por las medidas para contener el coronavirus (COVID-19) en el país que domina la producción: Malasia.

La asociación de fabricación de guantes del país, cuyos miembros producen 3 de cada 5 guantes utilizados en todo el mundo, ha advertido de un “déficit crónico” de este material médico esencial ya que las plantas se han visto obligadas a reducir la dotación de personal debido a las medidas de confinamiento en Malasia.

Top Glove Corp. Bhd, el mayor productor mundial, dijo que la demanda de Estados Unidos, Europa y otras naciones supera su capacidad, y que el cumplimiento de los pedidos lleva cuatro meses de retraso.

Los guantes de látex en moldes con forma de mano se mueven a lo largo de una línea de producción automatizada en una fábrica de Top Glove en Selangor, Malasia, febrero de 2020.

Malasia ha restringido el movimiento en todo el país, ordenó el cierre de numerosas empresas y pidió a muchas otras que mantuvieran la mayor cantidad posible de trabajadores en casa para frenar la propagación del patógeno.

La mayoría de los fabricantes de guantes han recibido una exención para mantener el personal de sus fábricas, en un 50%, y algunas de las compañías tenían previsto reunirse con un alto cargo del Ministerio de Comercio el jueves para solicitar la autorización a operar con una fuerza laboral completa, según la Asociación de Fabricantes de Guantes de Goma de Malasia.

Gobiernos de todo el mundo están tratando desesperadamente de adquirir y hacer acopio de suministros médicos esenciales, como máscaras, respiradores y batas, ante la falta de escasez a la que se enfrentan médicos y enfermeras de primera línea. Ello está obligando a muchos grandes fabricantes a operar fábricas las 24 horas para satisfacer la demanda. Sin embargo, los fabricantes de guantes de Malasia tienen que frenar la producción a medida que el país lucha contra una segunda ola de infecciones por coronavirus.

“La demanda de hoy es anormal. Los hospitales se están quedando sin guantes”, dijo Denis Low, que preside la asociación de fabricantes de guantes en una entrevista telefónica el jueves. “No podemos suministrar la cantidad que queremos. No es nuestra decisión”.

Low dijo que los miembros de la asociación se reunirían con Azmin Ali, el ministro de Comercio e Industria, el jueves para solicitar la exención adicional. La industria de Malasia abastece alrededor del 67% de la demanda mundial de hasta 345,000 millones de unidades al año, dijo. También se le ha pedido que dé prioridad a las necesidades del país, antes que el resto del mundo.

Incluso a plena capacidad, los productores de Malasia no podrán satisfacer la necesidad actual. Top Glove dijo que está recibiendo pedidos de hasta 2,600 millones de guantes a la semana, el doble de su capacidad total. La compañía, que suministra poco más de una cuarta parte de los guantes del mundo, recibió recientemente una exención para contratar personal en sus líneas de producción.

“Estamos funcionando las 24 horas, dos turnos en la planta de producción”, dijo Lim Wee Chai, presidente ejecutivo de Top Glove. “Sin duda, ya hay una escasez”.


💬Ver 0 comentarios