Andrea Impastato. (Efe)

Roma, Italia - La Policía italiana confiscó hoy empresas y bienes inmuebles por valor de 150 millones de euros a un empresario siciliano, Andrea Impastato, considerado un exponente de la mafia Cosa Nostra y en el pasado aliado del capo Bernardo Provenzano.

La Fiscalía de la ciudad de Palermo (sur) ordenó la incautación tras una investigación que permitió reconstruir el patrimonio del que Impastato, de 72 años, disponía y que había mantenido gracias a actividades ilegales cometidas por Cosa Nostra.

El mafioso había creado un auténtico "imperio económico", explica la Policía en un comunicado, conformado por numerosas empresas del sector de la construcción, de los transportes y del turismo y que regía a través de un plantel de testaferros y hombres de confianza.

Entre estos bienes inmuebles tenía un complejo turístico en la popular localidad de San Vito Lo Capo. Impastato forma parte de una conocida dinastía de mafiosos sicilianos: es hijo de Giacomo Impastato, "U Sinnaccheddu", líder del clan de los Cinisi, y su hermano fue asesinado a tiros en una refriega en Palermo en septiembre de 1981, en los Años de Plomo.

Los investigadores descubrieron que en el pasado mantuvo contactos con importantísimos representantes de Cosa Nostra, como el que fuera su sanguinario "jefe de jefes", Bernardo Provenzano, fallecido en 2016, o Salvatore Lo Piccolo, en cadena perpetua. Impastato fue arrestado en 2002 por colaboración mafiosa y en junio de 2005 fue condenado a 4 años de prisión y uno más de libertad vigilada. Actualmente, a sus 72 años de edad, se encuentra en libertad, confirman fuentes policiales.


💬Ver 0 comentarios