Kim Jong-un pronuncia un discurso durante una reunión del Partido de los Trabajadores, en Pyoangyang. (Agencia Telegráfica Central Coreana/Korea News Service vía AP)

El gobernante norcoreano Kim Jong-un pidió a sus fuerzas armadas y diplomáticos preparar “medidas ofensivas” no especificadas para proteger la seguridad y soberanía del país, dijo el lunes la prensa estatal norcoreana, cuando está por vencer el plazo de fin de año dado al gobierno del presidente Donald Trump para que hiciera grandes concesiones a fin de salvar la frágil diplomacia nuclear.

Durante una reunión el domingo del Partido de los Trabajadores, en el poder, Kim también “analizó integral y anatómicamente” los problemas surgidos en la reconstrucción de la moribunda economía del norte y presentó labores para “corregir con urgencia la grave situación de los grandes sectores industriales”, declaró la Agencia Telegráfica Central de Corea.

La reunión plenaria del Comité Central del partido, que comenzó el sábado, es observada de cerca en medio de preocupaciones de que Kim podría suspender sus estancadas negociaciones nucleares con Estados Unidos y adoptar una postura de mayor confrontación si levanta su moratoria autoimpuesta a las pruebas nucleares y de misiles de largo alcance.

El norte ha dicho que la reunión, que durará un día más por lo menos, tiene como propósito examinar la superación de “múltiples pruebas y dificultades severas”.

Kim, que dijo que el norte podría adoptar un “nuevo camino” si Washington persiste en sus sanciones y apremios, tiene previsto anunciar importantes cambios de política cuando pronuncie el miércoles su discurso de año nuevo.

La ATCK (KCNA por sus siglas en inglés) no mencionó si se adoptaron decisiones durante la reunión ni mencionó declaraciones específicas de Kim sobre Estados Unidos.

El periódico oficial norcoreano Rodong Sinmun publicó fotografías de Kim vestido con camisa blanca y anteojos cuando esta pronunciando un discurso desde un podio mientras centenares de funcionarios y militares hacen anotaciones rápidas sobre sus comentarios.

“Al tiempo de poner énfasis en la necesidad de adoptar medidas positivas y ofensivas para garantizar plenamente la soberanía y la seguridad del país como lo demanda la situación actual, (Kim) indicó los deberes de relaciones exteriores, la industria de municiones y las fuerzas armadas de la RPDC”, dijo la agencia en su despacho en inglés. La República Popular Democrática de Corea es el nombre oficial de Corea del Norte.

En el despacho en coreano de la ATCK se dijo que Kim solicitó medidas “activas y ofensivas”.

Kim también “analizó integral y anatómicamente los problemas surgidos en la construcción general del estado incluida la administración estatal y la construcción económica actual”, según la agencia.

Corea del Norte sugirió además recientemente que EE.UU. podría recibir un "regalo de Navidad" si no viraba de planteamiento, por lo que en las últimas semanas el Pentágono ha reforzado la vigilancia aérea sobre la península coreana ante la posibilidad de que el ejército norcoreano lance un misil.

El diálogo sobre desarme no ha avanzado desde la fracasada cumbre de febrero en Hanói, donde Washington consideró insuficiente la oferta de Pyoangyang referente al desmantelamiento de sus activos nucleares y se negó a levantar sanciones económicas.


💬Ver 0 comentarios